Política

FSLN busca reforma constitucional para reelección en Nicaragua


El diputado opositor nicaragüense, Augusto Valle, denunció este lunes las pretensiones del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de querer reformar la Constitución para asegurar la reelección del presidente Daniel Ortega, aplastar a potenciales líderes de la oposición y cancelar los comicios municipales del 2008.
Según Valle, los planes del gobierno serían respaldados por la bancada legislativa del Partido Liberal Constitucionalista (PLC, derecha) como consecuencia de una nueva alianza parlamentaria entre ambos partidos, que ocupan la mayoría de escaños desde hace diez años.
La propuesta sandinista sería incluida en el proyecto de reformas constitucionales, que una comisión especial del Congreso elabora desde inicios de marzo y que sería sometido a voto del plenario este año, precisó Valle.
De acuerdo con esta versión, los sandinistas aprobarían con el apoyo del PLC, una disposición constitucional que alargue el período presidencial de Ortega, que actualmente es de cinco años, o bien incluir un artículo que permita la reelección sucesiva, prohibida constitucionalmente.
Valle dijo que los sandinistas también están interesados en cancelar las elecciones municipales del 2008 -las cuales se realizan cada cuatro años por mandato constitucional- para unificarlas con los próximos comicios presidenciales.
Si el Congreso cancela los comicios locales del próximo año, la mayoría de los 152 municipios del país permanecerán gobernados por el FSLN y el PLC, que tienen el control desde el 2004.
El PLC "es el consorte" del FSLN en el Congreso, donde ambos partidos llevan años pactando alianzas en detrimento de los grupos de oposición, aseguró Valle, de la opositora Alianza Liberal Nicaragüense (ALN, derecha).
El Congreso está compuesto por 92 escaños, de los cuales los sandinistas ocupan 41 y los liberales 25. El PLC es dirigido por el ex presidente Arnoldo Alemán (1997-02), a quien el nuevo gobierno le permitió recientemente cumplir en libertad una condena de 20 años por lavado de dinero y otros delitos de corrupción que se le impuso a finales del 2003.

El FSLN es liderado por Ortega, quien el pasado 10 de enero regresó al poder que perdió en las elecciones de 1990, tras dirigir durante 10 años una revolución de corte socialista en medio de una guerra civil.