Política

Vicepresidente denuncia a “mafias satánicas”

* Vicemandatario denuncia que esas mafias están en todos lados y están destruyendo al país * Lamenta que haya miles de leyes, pero que no se aplican porque no hay voluntad política para hacerlo

Esteban Solís

El vicepresidente Jaime Morales denunció este viernes que hay “mafias satánicas” bien organizadas infiltradas en muchos lados importantes, incluyendo las instancias coercitivas, que están destruyendo el país para dejarnos sin agua, sin sombra y sin alimentos.
Morales, que ayer participó en la inauguración del Centro de Documentación Ambiental “Vladimir Pérez Leiva” en el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena), dijo que hay que confrontar a estas organizaciones mafiosas con voluntad política y con firmeza.
Recordó que durante las noches circulan por distintas vías camiones llenos de tucas, y para combatir ese tráfico hace falta voluntad política para aplicar la ley. “Hay que decir un hasta aquí a la depredación, hacer un alto al fuego a esa depredación terrible, apocalíptica”.

Hay que confrontar a los mafiosos
El vicepresidente matizó señalando que quienes están acabando con los recursos naturales no son “ángeles ni querubines”, son organizaciones mafiosas satánicas y con solamente aplicar la ley, se puede poner alto a esa actividad criminal.
¿Hay leyes pero nadie las ejecuta? “Eso es lo que ocurre, aquí hay 15 mil leyes, yo creo que con unas cinco leyes sería suficiente, con una buena Constitución, si la observáramos, sería bueno, porque solamente hay una Biblia y no necesitás muchas cosas”.
En ese contexto, el vicepresidente se pronunció a favor de confrontar a esas bandas mafiosas que están destruyendo el país. “No voy a identificar ni decir quiénes son, porque las mafias por eso proliferan, y crecen porque nadie las identifica, porque tienen rostros ocultos y están infiltradas en muchos lados, y tienen que ser en lados importantes, para que sigan impunemente haciendo estas atrocidades”.

Mafias están en los organismos coercitivos del Estado
¿Incluyendo los sistemas de coerción del Estado? Se le preguntó, y respondió: “En todos lados hay, porque aquí no somos una corte celestial ni mucho menos” .
Morales hizo ver que lo ideal para los depredadores es que no hayan leyes para hacer lo que les da la gana. Dijo que tuvo que ocurrir algo terrible, el descubrimiento meses atrás en un río del Caribe Norte en donde flotaban tucas que superaban en número a los peces de esa fuente de agua que propició la aprobación de la Ley de Delitos Ambientales, pero se sigue actuando con impunidad.
Añadió: “Yo no lo digo en el sentido poético, pero en el ambiente y sus recursos hay mafias organizadas reales que continúan operando, y si no hay voluntad política y conciencia social y responsabilidad hacia el futuro, este país se convertirá muy pronto en un desierto”.
Ayer mismo, la titular del Marena, Amanda Lorío, dijo que dentro de dos semanas habrá reuniones entre instituciones estatales y organismos no gubernamentales de donde deben surgir propuestas, para hacer frente a la contaminación de las fuentes de agua, entre ellas el lago Cocibolca, que es contaminado desde sus cuatro costados.