Política

Polonia condona deuda


La República de Polonia condonó la deuda de 30.6 millones de dólares que Nicaragua contrajo en la década de los ochenta con este país. Según el presidente del Banco Central de Nicaragua, Antenor Rosales, Nicaragua “pronto tendrá una deuda externa sostenible”.
La deuda que Polonia perdonó en un cien por ciento fue contraída para comprar, en aquella época, aviones de fumigación agrícola, bombas de agua, motores diesel, acero para construcción, entre otros productos.
El embajador de la República de Polonia para Centroamérica, Andrzej Braiter, expresó que la condonación “no es un gesto del gobierno, sino de justicia histórica y una muestra de solidaridad con Nicaragua”.
Braiter habló sobre el acuerdo de asociación que la Unión Europea pretende suscribir con la región centroamericana, el que, a su juicio, “abrirá nuevas perspectivas en la región”. El embajador polaco considera que la lucha contra la pobreza que emprendió el nuevo gobierno será “más acelerada con esta condonación”.
El canciller de la República, Samuel Santos López, quien fungió como testigo de honor en la firma del acuerdo, pidió a Braiter que “fuera portador del mensaje de gratitud de la nación nicaragüense”. El ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Guevara, firmante del acuerdo de condonación de la deuda, dijo que ahora, con el perdón de la misma, se podrá “dar respuesta a las demandas sociales y reducir la pobreza”.
Según Rosales Argüello, esta condonación es parte de los compromisos que los países más ricos acordaron para mejorar los niveles de vida en los países pobres altamente endeudados. “Se está cumpliendo con los países pobres altamente endeudados. Esto contribuye para que podamos tener las condiciones que posibiliten que la cooperación internacional siga fluyendo”.