Política

Montealegre citado a CGR

* Contraloría le establece cuatro responsabilidades administrativas al ex candidato presidencial de ALN * En respuesta Montealegre culpa a Daniel Ortega y rompe cualquier relación con Arnoldo Alemán

Ary Pantoja

El presidente y diputado de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Eduardo Montealegre, fue citado para el 10 de abril próximo a declarar ante la Contraloría General de la República, en el caso de las quiebras bancarias ocurridas entre los años 2000 y 2001.
Montealegre fue notificado de una resolución en la que el ente fiscalizador le establece cuatro responsabilidades administrativas en su calidad de ex ministro de Hacienda y Crédito Público; una por sobre ejecución de ingresos en el año 2003 sin enterarlo a la Asamblea Nacional; otra por no incorporar a los ingresos de los períodos presupuestarios 2003 y 2004 las disponibilidades existentes a las cuentas del Tesoro.
Otras dos responsabilidades administrativas en contra de Montealegre fueron impuestas por no incluir en los ingresos de 2003 las transferencias corrientes que percibieron las empresas del Estado durante el ejercicio presupuestario de 2003, y finalmente, por incrementar el techo presupuestario de 2003 en el renglón de pensión vitalicia para ex presidentes y ex vicepresidentes sin estar facultado para hacerlo.
Todo esto fue rechazado por Montealegre argumentando que todo fue aclarado en su momento. En el primer caso, Montealegre dijo que en 2003 no hubo una sobre ejecución presupuestaria, sino más bien una sobre recaudación de impuestos producto de las reformas fiscales implementadas ese año.

Culpa a Ortega y corta con Alemán
Montealegre responsabilizó de la resolución emitida por la CGR al presidente de la República, Daniel Ortega, en represalia por haberse opuesto, al igual que toda la bancada de ALN, al reparto de cargos que el pasado 28 de marzo realizaron el Frente Sandinista y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) en la Asamblea Nacional con la elección de cuatro magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y el nombramiento del Fiscal General y Fiscal General Adjunto.
En vista de que, según Montealegre, todo es producto del pacto libero-sandinista, el presidente de ALN cortó desde ahora cualquier contacto o posibilidad de negociación con el presidente honorario del PLC, Arnoldo Alemán, en aras de conseguir la tan ansiada unidad liberal.
De igual forma, Montealegre descartó cualquier contacto con los que denominó “borregos” de Alemán para continuar las negociaciones de unificación liberal, y llamó a las estructuras de base del PLC a buscar la unidad por “otras vías” que no sea la alta dirigencia de ese partido.