Política

Verdes no cesan guerra de palabras


Esteban Solís

Casi dos semanas después de que la disidencia conservadora presentara a la directiva del Partido Conservador (PC) una serie de planteamientos para acercar posiciones que los lleven a la unidad, lo único que ha obtenido como respuesta han sido insultos y descalificaciones.
William Báez, la cabeza visible de esa disidencia, dijo a EL NUEVO DIARIO que entre los planteamientos está una especie de moratoria para frenar las agresiones verbales de uno y otro lado; que los conversadores que están con la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), que es la parte oficial del partido, se incorporen también a las negociaciones con el PLC y decidan de una vez la creación de su propia bancada.
Sobre este último punto, Báez recordó que la idea de hacer una bancada surgió de uno de los dirigentes del partido, Alejandro Bolaños, sin embargo, esa propuesta ha provocado divisiones internas entre los conservadores aliados.
Aclaró, “no estamos tratando de sacar a los conservadores de la ALN, lo que queremos es que el partido asuma posiciones independientes, que saque sus propias banderas porque a la fecha todo se hace a través de los liberales”.
Otra vez “Chanito”
Báez dijo una vez más que las descalificaciones contra los que no están oficialmente dentro del partido provienen del vocero del PC, Luciano “Chanito” García, que a su juicio, parece ser el que más se opone a la unidad.
“Lo que nos preocupa es que aparentemente hay una división entre los conservadores, sobre todo con la propuesta de Bolaños de que el partido tenga su propia bancada”, remarcó Báez, tras recordar que una comisión de la disidencia sigue esperando a la oficial para sentarse a negociar.