Política

“CSE ineficiente en cedulación”

* Los documentos más caros y lentos en expedirse en Centroamérica * Roberto Courtney lamenta que el CSE prioriza los salarios del personal y cierra las puertas a la cedulación

Sergio Aguirre

El director ejecutivo del Grupo Cívico Ética y Transparencia, Roberto Courtney, subrayó que el costo que el Estado de Nicaragua presupuesta al Consejo Supremo Electoral para la elaboración de una cédula de identidad asciende a aproximadamente 50 dólares, lo que se agrava más tras la decisión del Poder Electoral de cerrar las delegaciones municipales de cedulación bajo el argumento de falta de dinero para su manutención.
“De aquí se desprende una situación irregular, porque un CSE en año no electoral su única o principal función es la de cedular a los ciudadanos, pero contrariamente está cerrando la atención a la población, y solamente está cubriendo los cargos que desde hace mucho tiempo se han señalado por su número, monto y cantidad de asesores allegados, como muy onerosos”, indicó.
Courtney llamó a la Asamblea Nacional y a los partidos políticos a entrarle a fondo a las reformas electorales que permitan manejar el tema de los costos del CSE y de las funciones que desempeña”, destacó.
Cualquier reforma electoral, sostuvo Courtney, debe conllevar abaratar los costos electorales en este país, y sobre todo racionalizarlos, “en estos momentos el presupuesto de este año para el CSE está destinado a los cargos de dirección, pero no alcanza para las delegaciones municipales de cedulación, lo que nos parece muy irregular”.

El estudio
Por otro lado, el segundo estudio de cedulación hecho por el Grupo Ética y Transparencia y la UCA dio como resultado que de una muestra nacional de 514 casos de personas que solicitaron su documento de identidad desde mayo de 2006, un total de 379 (73.7%) la recibieron antes de las elecciones nacionales, otros 79 ciudadanos (15.4%) obtuvieron documentos supletorios, y 56 (10.9%) no recibieron ninguno de los dos documentos, y por tanto no votaron en esos comicios.
El estudio revela, según Courtney, que la eficacia del sistema de cedulación en producir y entregar las cédulas, así como documentos supletorios para que los ciudadanos pudieran votar, se establece en que de 514 casos monitoreados, 458 (89.1%) lograron emitir su voto, mientras que los restantes 56 (10.9%) no pudieron ejercer su derecho ciudadano.
Ineficiencia
Otro punto es que en comparación con parámetros internacionales, solicitar una cédula de identidad ciudadana en Nicaragua es un proceso extremadamente tedioso, es inaceptable que los ciudadanos tengan que esperar en promedio más o menos cinco meses después de haber hechos su solicitud para recibir su cédula. Por ejemplo, en Guatemala y Panamá la reciben en un lapso de dos semanas, mientras en El Salvador se obtiene en el mismo día.
Asimismo señala que la producción de documentos supletorios para que la población pueda ejercer su derecho al voto es una solución viable de corto plazo a un problema electoral, pero confiar en tales soluciones es ignorar un problema fundamental, y es que una cédula de identidad ciudadana es mucho más que un documento para votar.
Recomendaciones
Ética y Transparencia recomendó al Consejo Supremo Electoral realizar una reingeniería del proceso de cedulación que le permita identificar y superar los atrasos en que incurren a la hora de extender una cédula.
También propone medidas alternativas viables para la recepción de solicitudes de inicio de trámite de cedulación a nivel municipal, ante el evidente cierre de los Consejos Electorales Municipales (CEM).
De igual forma, pide reformar el Sistema de Registro Civil, superando problemas institucionales que permitan la homologación de los registros civiles municipales con el Registro Central del Estado Civil de las Personas, para ello el CSE deberá realizar y garantizar las acciones de capacitación, asistencia técnica, seguimiento y monitoreo para lograr una adecuada implementación del nuevo sistema.