Política

Pleitos torpedean unidad liberal

* Jamileth Bonilla confirma diferencias con María Eugenia Sequeira * Bonilla considera que pleito entre Quiñónez y Navarro en el PLC socava proceso de unidad

Ary Pantoja

El pleito interno entre los diputados Wilfredo Navarro y Enrique Quiñónez no es exclusivo del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), pues ayer la diputada de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) Jamileth Bonilla, reconoció sus “diferencias” con la jefa de bancada, María Eugenia Sequeira, no obstante, Bonilla prefirió dejar el asunto en el ámbito privado.
Y aunque el jefe de bancada del PLC, Maximino Rodríguez, guardó distancia del pleito personal entre Quiñónez y Navarro, Bonilla considera que el conflicto pondría en riesgo el proceso de unidad que llevan a cabo ambos partidos.
“Son los pleitos de siempre, pero yo quisiera que no le demos largas al asunto, porque es vergonzoso estar ventilando esto en los medios de comunicación, y no deja de afectar el esfuerzo de unidad que estamos haciendo, sobre todo yo, (con el PLC). Es mejor que se resuelvan esas diferencias a lo interno”, expresó Bonilla, en referencia a sus discrepancias con Sequeira.
No hay que darles publicidad
A juicio de Bonilla, el conflicto personal entre Quiñónez y Navarro no debió salir a luz pública, pues ello afecta el proceso de unidad que lleva a cabo el PLC y ALN. “No hay que darle publicidad (a los conflictos internos) porque el proceso de unidad se debilita”, insistió.
Bonilla dijo que sus “diferencias” con Sequeira no tienen comparación con el pleito entre Navarro y Quiñónez, aunque personas que estuvieron en la última reunión de ALN atestiguan que estuvieron muy cerca de las agresiones físicas. “El caso de Quiñónez y de Wilfredo (Navarro) ha pasado a otros niveles que nada tienen que ver con (mis) discrepancias con María Eugenia (Sequeira)”, insistió.

Sequeira niega “discrepancias”
La jefa de bancada de ALN negó la existencia de discrepancias con su colega Bonilla, y prefirió no opinar respecto a las mutuas acusaciones entre Navarro y Quiñónez. A diferencia de Bonilla, Sequeira no cree que el conflicto interno perjudique el proceso de unidad liberal.
“Creo que cuando se trabaja a nivel institucional y no a niveles de intereses particulares, es ahí donde se juntan los objetivos políticos e ideológicos de un grupo de personas; pero cuando se hacen planteamientos con intereses particulares es muy difícil que se llegue a un consenso”, señaló Sequeira.

Navarro sigue
El vicepresidente del PLC, Wilfredo Navarro, desautorizó a Quiñónez diciendo que nadie en el PLC lo ha nombrado negociador con ALN en el proceso de unidad. Para Navarro, Quiñónez no tienen ninguna autoridad para negociar en nombre del PLC.