Política

UE fija ejes de asociación con CA


El Acuerdo de Asociación que la Unión Europea (UE) pretende oficializar con los países centroamericanos conlleva tres ejes fundamentales: el diálogo político, la cooperación y el libre comercio. Según José Luis Martínez Prada, coordinador de la cooperación de la delegación de la Comisión Europea para Centroamérica y Panamá, “sólo falta voluntad política para que los acuerdos se concreten”.
Actualmente se está negociando uno de los componentes más importantes, el de los acuerdos comerciales. El de diálogo político también es preponderante, debido a que éste conlleva acordar puntos en común, como la defensa de los derechos humanos, el Estado de Derecho y las libertades, explica Martínez Prada.
“Es una asociación entre socios y no entre donantes y receptor”, insiste Martínez, quien asegura que este acuerdo es el “lazo institucional más estrecho de la Unión Europea con sus socios”.
Costa Rica molesta
En Centroamérica las pláticas entre los países de la región están varadas luego que el Gobierno de Costa Rica expresara su molestia porque el resto de los países centroamericanos escogieron al ex canciller nicaragüense Norman Caldera como coordinador único de las futuras negociaciones con la UE.
Según Martínez Prada, el acuerdo se hará de región a región porque “los desafíos, ya sea en materia de seguridad o de prevención de desastres, se plantean a nivel regional”.
La UE exigió sólo un negociador de parte de Centroamérica, lo que incomodó al Gobierno de Costa Rica, que prefiere que éstas se hagan como cuando se negoció el Tratado de Libre Comercio con EU, en el que todos los países tenían representantes.
Martínez Prada calificó como “un acuerdo ambicioso y complejo” la asociación que la Unión Europea está promoviendo con el propósito de “acercarse a otras regiones del mundo”.