Política

De jueza de ex presidentes a magistrada de la CSJ


Consuelo Sandoval

Juana Méndez Pérez, la controversial ex jueza que tiene el privilegio de haber conocido de los procesos incoados contra los ex presidentes de la República Daniel Ortega y Arnoldo Alemán, tiene garantizada una de las cuatro posiciones en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que se elegirán hoy en la Asamblea Nacional, entre quince aspirantes.
Elogiada por unos y despreciada por otros, Méndez, originaria de la remota comarca leonesa de El Jicaral, en entrevista con EL NUEVO DIARIO se declara convencida de que llegará hasta el máximo tribunal de justicia y que se convertirá en la “magistrada del pueblo”, y aplicará la justicia independientemente del partido o la ideología que profesen las partes de un caso.
“El pueblo puede sentir que tiene a su magistrada, he tenido puertas abiertas para atender al público, mi estilo de trabajo ha sido de apertura, y de trato sencillo a la población, sin endiosamiento, prepotencia, arrogancia, y le pido a Dios que siempre pueda comportarme de esa manera, porque tengo esa vocación de servir al pueblo, vengo de una clase humilde, eso no me hace especial, pero como somos un pueblo pobre, eso me hace identificarme con el pueblo”, razona.
Nominada por Ortega
Méndez, nominada por el presidente Daniel Ortega, asegura que tiene los méritos suficientes y llena los requisitos para ocupar el cargo de magistrada porque fue incorporada ante la CSJ como abogada y notaria desde 1996, y en el sistema judicial inició su labor con el gobierno de la ex presidenta Violeta Barrios, desempeñándose como Juez Local, luego fue designada Juez de Distrito y posteriormente Magistrada del Tribunal de Apelaciones de Managua.
Confiesa que siendo Jueza Primero de Distrito del Crimen de Managua tuvo que procesar a Alemán por actos de corrupción, y en determinado momento se vio forzada a ir a sacarlo de su hacienda El Chile para trasladarlo a la cárcel Modelo, y admite que el caso generó consecuencias políticas por la condición de ex gobernante y de líder del PLC.
“Si el resultado fue de condena, nada fue premeditado, que eso traiga consecuencias políticas es completamente normal... No podía procesarse a dos Arnoldo Alemán, uno político y otro apolítico. Si nos pusiéramos a bastantear todas las resoluciones judiciales tendríamos que ir preguntando de qué partido es cada ciudadano que se investiga. Claro, eso hizo más difícil el juicio, el manejo y la presión fueron enormes por su misma condición que uno no puede cambiar”, explicó.

¿No teme que Alemán tome represalias y oriente a sus diputados no darle el voto para ser magistrada?
A mí me está proponiendo mi partido, pertenezco al Frente Sandinista de Liberación Nacional y he sido propuesta por el presidente Daniel Ortega, y entiendo que la Asamblea Nacional es un foro de negociación y los grupos políticos negocian, buscan un consenso para la búsqueda de su objetivo.
Los otros candidatos han sido propuestos por ALN, el PLC, y yo no estoy pidiendo dádivas a nadie, sin embargo, no desestimo una posición del doctor Alemán, que puede ser positiva, y todos los que sean buenos propósitos, buenos sentimientos en estos momentos de paz y reconciliación del pueblo nicaragüense son bienvenidos, tampoco desestimo la actitud que pueda tener él (Alemán) para abonar a mi elección.

Se dice que la libertad de Alemán fue a cambio de nombrarla magistrada ante la CSJ.
Yo creo que esa es mera especulación, lo que sucede es que el doctor Alemán continúa teniendo incidencia en la política nacional, y toda decisión que se tome con él se hacen asociaciones de los hechos, sobre todos los periodistas que tienen malicia y son creativos, pero yo he estado al margen del caso del doctor Alemán, según he oído, han sido decisiones que han sido tomadas por el Sistema Penitenciario, el Juez de Ejecución y yo incluso me he desempeñado en el área civil.

¿Fue correcta esta decisión del Sistema Penitenciario?
En lo absoluto debo de opinar porque tengo que respetar las decisiones de otras autoridades. Yo cumplí con mi trabajo hasta el momento en que como juez dejé de conocer el caso.

¿Usted cree que el Tribunal de Apelaciones debe ratificar o desestimar la condena que usted decretó contra Alemán?
No quiero eludir la pregunta porque tenga guantes de seda, porque está mi nombramiento de por medio, sino que estoy en el mismo rango de jerarquía de los magistrados de la Sala Penal que tomarán decisiones en ese caso, y no sería considerado dar opiniones... Y estoy desprendida del juicio del doctor Alemán.

¿Qué podríamos esperar del trabajo que realizará en la CSJ?
Yo voy a ser una magistrada del pueblo porque el Frente Sandinista representa los intereses del pueblo, y no quiere decir que hay otros sectores que en la Asamblea van a decidir que también son parte del pueblo, pero creo que pueden tener confianza en Juana Méndez, que voy a hacer un buen trabajo en la CSJ.
Me gustaría influenciar en que haya mejor distribución de los recursos humanos y se potencialicen para dar eficiente servicio a la población, esto significa componer los juzgados, nombrar a más personal, a edecanes que le indiquen a la gente cómo y dónde tramitar sus gestiones.
Creo que el mayor esfuerzo económico, material, de locales, y de personal debe ir hacia el trabajo sustancial del Poder Judicial, que es resolver los conflictos de la población, y esos conflictos en su impacto más inmediato están los jueces.