Política

La carambola del poder

* Doctor Andrés Pérez Baltodano cuestiona comunicado de Conferencia Episcopal * La libertad de Alemán como un producto final, analiza

Los obispos intentaron salvar la “separación” entre el Estado y la Iglesia Católica al tiempo que procuraron “bendecir” la actuación partidaria del cardenal Miguel Obando. Esa es la interpretación del doctor en ciencias políticas Andrés Pérez Baltodano, sobre el reciente comunicado de la Conferencia Episcopal en torno a la comisión que presidirá Obando a solicitud del presidente Daniel Ortega.
“El comunicado de la Conferencia Episcopal de Nicaragua del 21 de este mes es vergonzoso. Por su consistencia lógica da la impresión que fue escrito por un grupo de seminaristas desaplicados. Por su incongruencia con el mensaje de Jesús, ese comunicado es claramente anticristiano”, afirmó Pérez Baltodano mediante una comunicación electrónica con END.
El especialista aseveró que “el comunicado de los obispos nicaragüenses muestra la bancarrota ética y moral de los líderes de la Iglesia Católica de nuestro país”.
“Ellos funcionan como una agrupación religiosa que busca cómo mantenerse unida en el poder a cualquier precio. En el caso que nos ocupa esta semana, ese precio ha sido la verdad. Porque el comunicado de los obispos está escrito para ocultar la verdad”.
Dos propósitos
El especialista afirmó que el comunicado de los obispos “pretende respetar la separación entre Iglesia y Estado, al mismo tiempo que bendice la actuación claramente política y partidaria del Cardenal”, continuó Pérez Baltodano, “peor aún, los obispos se integran al equipo Ortega-Obando cuando en su último párrafo le piden al pueblo nicaragüense que oren por Obando y su proyecto”.
Pérez Baltodano reafirmó que “los que seguimos de cerca los comunicados de la Conferencia Episcopal Nicaragüense reconocemos en su último mensaje la continuación del discurso cantinflesco, ambiguo y gelatinoso que ha utilizado ese grupo desde que Miguel Obando empezó a usar el mensaje de Jesús como un condón para satisfacer sus necesidades de poder y sus ambiciones”.
La libertad de Alemán: ¿último objetivo?
El arzobispo Leopoldo Brenes “parece dispuesto a seguir el ejemplo de Obando. La semana pasada envió algunas señales de independencia y firmeza. Hoy nos muestra que su “agradecimiento” al Cardenal --por el apoyo que le brindó durante su carrera-- es más importante que sus votos religiosos. Esos votos lo obligan a imitar la valentía y entereza de Jesús a cualquier precio”, criticó Pérez Baltodano.
“La Iglesia Católica nicaragüense es hoy más obandista que cristiana. Esto obliga a los católicos nicaragüenses a definirse y a escoger entre la vulgar ambición de Miguel Obando y la sencillez y transparencia de Jesús”, puntualizó el académico y católico.
Agregó que “Miguel Obando es un pragmático. Y como buen pragmático asume que la verdad es cualquier cosa que le resulte conveniente. Los católicos estamos obligados a defender la verdad del mensaje de Jesús y a condenar y rechazar el odioso oportunismo de Obando”.
“Lo importante y lo dañino para Nicaragua es que estos dos personajes (Ortega y Obando) trabajan coordinadamente para manipular los valores religiosos del pueblo nicaragüense, para institucionalizar un Estado confesional, para convertir el mensaje de Jesús en un ‘insumo’ de la estrategia de comunicación del gobierno, y posiblemente, para legalizar la libertad de Arnoldo Alemán”, puntualizó el politólogo.