Política

Institucionalidad en barco a la deriva

* Movimiento por Nicaragua reconoce aciertos como el desmontaje de los Consejos y reducción de megasalarios en el Ejecutivo * Opera con presupuesto heredado por el gobierno de Enrique Bolaños

Sergio Aguirre

Una tendencia preocupante a violar la institucionalidad del país, un barco a la deriva que al parecer no tiene un rumbo definido y el debilitamiento al orden constitucional y a las leyes establecidas fueron los hechos más visibles en una valoración hecha por el opositor Movimiento por Nicaragua a los primeros sesenta días del Gobierno.
El especialista en temas constitucionales Gabriel Álvarez, dijo que en principio hay una tendencia preocupante al irrespeto y a la violación a la institucionalidad del país, situación de la que se debe evitar una profundización porque puede conllevar a una grave crisis nacional.

Lo bueno
No obstante, reconoció que el Gobierno, de alguna manera o parcialmente, ha aceptado algunas críticas que se le han hecho y ha desmontado, por ejemplo, los Consejos Nacionales, y ahora son secretarías; solamente quedó el Consejo de Paz y Reconciliación, dirigido por el cardenal Miguel Obando, se redujeron los sueldos y algunas que otras cosas que se destacan.
Llamó a poner fin de una vez por todas a lo que citó como una odiosa manipulación política que se realiza del caso del ex presidente de la República Arnoldo Alemán, donde se hace gala de ilegalidades y lo antiético en las decisiones que se toman alrededor de la situación jurídica del ex mandatario.

Sin rumbo en la economía
Por su parte, el especialista en temas económicos José Luis Medal, expuso que el Gobierno hasta este momento no ha definido políticas ni estrategias claras de hacia dónde quiere dirigirse, fundamentalmente está siguiendo las políticas del gobierno anterior.
Por ejemplo, indica, en el Presupuesto no existe más que alguna ligera variación en lo que propuso el ex presidente Enrique Bolaños, lo mismo ocurre en las políticas monetaria, crediticia y comercial.
“Poniéndolo en términos sencillos, diría que el gobierno en asuntos económicos es un barco a la deriva que al parecer no tiene rumbo definido, el capitán quiere llevarlo hacia la izquierda, pero se deja llevar por la corriente que ejerce la correlación de fuerzas, es más, pienso que el acuerdo con el FMI implica que seguirá más de lo mismo”, apuntó.
Por otro lado, indicó que la cooperación venezolana todavía no es nada clara, ni siquiera está incorporada en el Presupuesto, tampoco observa una salida a la dependencia de la cooperación inernacional, por el contrario, se ve una acentuación a esa dependencia.

Atmósfera pesada
En torno al aspecto político, César Castillo, miembro de Comité Ejecutivo del Movimiento por Nicaragua, expresó que hay una valoración en general de la población de que estos últimos 60 días han sido intensos, es más, otros han dicho que en vez de dos meses han pasado dos años, ya que sienten que lejos de fortalecer la institucionalidad democrática, el orden constitucional y las leyes establecidas, la participación de la población en la toma de decisiones ha sido poca o nula.