Política

¿Alemán socialista siglo XXl?

* “Ortega está abriendo el camino a la reelección presidencial”, asegura Dora María Téllez

Edgard Barberena

La decisión de darle país por cárcel a Arnoldo Alemán podría ser la antesala de otros acuerdos libero-sandinistas que podrían abarcar hasta la decisión de retomar el llamado que el presidente Hugo Chávez le hizo a Daniel Ortega de instaurar un socialismo en Nicaragua.
En estos términos se expresó ayer la jefa de la bancada de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), María Eugenia Sequeira, al explicar que “más que la preocupación de la libertad en que Alemán ande circulando por toda Nicaragua, mi mayor inquietud es la percepción de que Arnoldo Alemán ha dejado de ser liberal democrático y está ayudando a Daniel Ortega a hacer de Nicaragua un socialismo comunista”, indicó la legisladora.
Agregó que hay muchas coincidencias, como la reciente visita inesperada del presidente Hugo Chávez, las declaraciones del doctor Alemán sobre el presidente venezolano, la aceptación del cardenal Miguel Obando y Bravo a ocupar un cargo en el gobierno y las reformas constitucionales, mediante las cuales los sandinistas quieren implementar un sistema de gobierno parlamentario.
Ortega camino a la reelección
La diputada de ALN analiza la posibilidad de que Alemán con sus diputados le permitan la reelección presidencial y así allanarle el camino a Ortega para el siguiente período, el apoyo de un cambio de un sistema político presidencial a un sistema político socialista parlamentario.
Dora María Téllez, ex presidenta del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), estimó que el mandatario quiere mantener como aliados a los liberales y así llegar a arreglos en el contexto de las reformas constitucionales.
Reconoció que Ortega está abriendo el camino para su reelección presidencial, “pero que se llegue a instalar en Nicaragua una dictadura, esto lo veo muy largo porque no tiene ninguna capacidad para hacerlo”.
Téllez no ve posiciones sólidas de la ALN contra el pacto y “lo que veo (de esa alianza) son intentos de arreglarse con el PLC y no sé hasta dónde va a llegar eso”.