Política

Roberto Rivas de acuerdo con la reelección

* Se opone a reducir el número de magistrados del CSE

Esteban Solís

El presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, asegura que está de acuerdo con la reelección, no es partidario de juntar las elecciones nacionales con las municipales y mucho menos alterar el período de las autoridades regionales del Caribe. También piensa que el número de magistrados de ese poder del Estado no requiere reducción, porque está a tono con la mayoría de tribunales electorales de América Latina.
Vienen reformas constitucionales y el CSE no estará ajeno a estas modificaciones. ¿El número de magistrados es demasiado para la realidad de este país?
En el caso particular de Nicaragua no está diferente ni muy distante a los tribunales electorales en América Latina; hay cinco propietarios y cinco suplentes, o siete propietarios sin suplentes o diez propietarios o dos cámaras, como en el caso de República Dominicana. Yo no creo que sea necesario una reforma en ese sentido, la democracia tiene un costo y quienes quieren esa democracia deben estar dispuestos a pagarla.

Hay cuestionamientos a la forma de elección de los magistrados, por quienes los eligen y de dónde provienen
Los partidos políticos son los que proponen y el hecho también de que algunos o la mayoría de magistrados provengan de algunas corrientes políticas determinadas se debe a la representación que tiene ese partido político en la Asamblea Nacional.
El presidente de la República así como los diputados en consulta con la sociedad civil pueden presentar candidatos para magistrados del CSE.
¿Veríamos a un Partido Conservador o a un MRS teniendo las bancadas mayoritarias eligiendo a alguien del FSLN o del PLC como magistrado de la Corte Suprema de Justicia o del CSE?
Los organismos electorales deben tener el control absoluto del registro civil de las personas, de los documentos de identidad, del manejo de los procesos electorales administrativamente, como el Padrón Electoral.
Hay quienes han propuesto juntar las elecciones nacionales con las municipales, ¿usted que piensa?
A mí me gusta ser serio en esto; es más costoso que sean en tiempos diferentes. He dado un giro de 90 grados y yo critiqué en el 95 cuando se separaron las elecciones, pero por la experiencia de estos años soy partidario que deben mantenerse separadas, sobre todo que ya en Nicaragua hemos avanzado en procesos electorales y vemos las diferencias en los votos que benefician a uno y otro partido.
En relación a los hermanos de la Costa Caribe, con todo respeto les sugiero a los diputados que no se metan a tocarles sus procesos porque tienen sus propias costumbres, formas de vida y sistema de elección y selección de autoridades.
Separar las elecciones es sano, porque juntarlas atentaría contra el voto local, se ligaría al presidencial y al efecto de cascada. No necesariamente refleja que el ciudadano que elige a un presidente esté de acuerdo con el alcalde.

¿Usted qué opina de la reelección?
Está bien que se haya puesto en práctica la no reelección cuando América Latina venía saliendo de regímenes dictatoriales, en donde no había certeza y garantía de que los tribunales electorales respetarían la voluntad popular, sin embargo, eso se ha ido superando y creo que la reelección debe ser permitida, porque si el gobernante hace un buen trabajo el pueblo lo va a premiar con su voto, de lo contrario, lo va a castigar, y con todo respeto, a mí me hubiera gustado ver al ex presidente Enrique Bolaños de candidato, qué nivel de votos hubiera obtenido.
Los magistrados del CSE presentarán, en su oportunidad, las iniciativas correspondientes a las reformas.