Política

Día de contrastes

* Mientras la Primera Dama dice que las mujeres brillarán, la realidad golpea a la mayoría en la llanura

La celebración del Día Internacional de la Mujer que se conmemora hoy en todo el mundo, provocó una agria polémica entre las mujeres nicaragüenses, pues mientras la primera dama, Rosario Murillo, reivindicó el derecho de las mujeres a ejercer el poder desde el gobierno que preside su esposo, el presidente Daniel Ortega, representantes de agrupaciones feministas cuestionaron la doble moral gubernamental.
“En Nicaragua, hoy, las mujeres estamos volviendo a ejercer el poder, que por derecho propio nos corresponde. Lo hacemos con conciencia indispensable de nuestra propia valía y respeto, en un proceso único, de incorporación del 50 por ciento (de las mujeres) en el trabajo institucional”, expresó Murillo en un mensaje dirigido a las mujeres de nuestro país.
“Por eso, en el siglo XXI, que es, indudablemente, el siglo de las mujeres, vamos a brillar con nuestra propia luz... con libertad y sabiduría, con fortaleza y responsabilidad, con aplomo y generosidad”, asegura Murillo.

Los contrastes
La posición de Murillo contrasta con el planteamiento de organizaciones feministas que coincidieron en que este ocho de marzo no hay nada que celebrar, debido a las difíciles condiciones que enfrentan miles de féminas en el país, y por el respaldo del partido de gobierno en el Parlamento a la eliminación de la figura del aborto terapéutico en el Código Penal.
“Para las mujeres de Nicaragua el ascenso del gobierno del FSLN encabezado por Daniel Ortega representa el inicio de un nuevo y complejo ciclo de lucha por nuestros derechos de cara a un régimen que promete mayores niveles de autoritarismo y clericalismo”, destaca el Movimiento Autónomo de Mujeres de Nicaragua.
“El desprecio por la vida de las mujeres, el descarnado oportunismo religioso-electorero del FSLN y el pisoteo de la Constitución, prefiguran a un régimen violador de los derechos humanos y de las libertades públicas”, señala el comunicado de ese movimiento que censura la abolición del aborto terapéutico respaldado en el Parlamento por la bancada rojinegra.
Ese movimiento rechazó todos los ataques contra los derechos y libertades públicas de las mujeres y se declara en oposición al régimen político en ciernes, además exhorta al resto de organizaciones a luchar para que se establezca en el país un verdadero estado social de derecho, como condición indispensable para la sobrevivencia de la democracia.

La otra realidad
Por su lado, la coordinadora de las organizaciones de la niñez, Luisa Molina, ilustró las pésimas condiciones del sector femenino, fundamentalmente en la Costa Caribe, advirtiendo que el 44 por ciento de niñas y adolescentes son analfabetas, mientras el 32 por ciento enfrenta elevados niveles de desnutrición crónica.
Dijo que el panorama de las mujeres se recrudece tras el incremento de la violencia intrafamiliar, pues al menos 178 mujeres en el último año perecieron a manos principalmente de sus parejas o ex parejas; y durante los primeros meses del año las estadísticas registran a seis mujeres asesinadas.
Las organizaciones de mujeres afirmaron que la fecha será tomada como el inicio de una campaña nacional de educación sobre los derechos de las mujeres, en tal sentido anunciaron para hoy la realización de una marcha hacia la Corte Suprema de Justicia para exigir a ese órgano judicial la despenalización del aborto terapéutico.

Exigencias
Las mujeres durante su campaña también exigirán que se retome la Ley de Igualdad de Oportunidades que fue congelada en la Asamblea Nacional por presiones de la jerarquía de la Iglesia Católica.
Molina reaccionó contraria al recién aprobado Presupuesto General de la República en tanto en el mismo no se registran aumentos sustanciales para áreas como salud y educación, ni para programas integrales para atender a niños y niñas.
En tanto, el Parlamento Centroamericano saludó a todas las mujeres de la región, reconociendo su contribución cada vez mayor en el desarrollo humano de nuestros países, deseándoles logros y crecimiento en sus diferentes actividades e iniciativas en beneficio de nuestras sociedades.

(Con la colaboración de Vladimir López)