Política

Parlacen no se trasladará a Nicaragua


La Junta Directiva del Parlamento Centroamericano (Parlacen) decidió no trasladar la sede del organismo regional de Guatemala a Nicaragua, pero aprobó que las sesiones programadas para marzo se realicen en nuestro país, como una respuesta a la invitación del presidente de la República, Daniel Ortega.
El presidente del Parlacen, Ciro Cruz Zepeda, también anunció que para el mes de abril se escogió a Panamá como la sede para llevar a cabo las sesiones de dicho Parlamento, en tanto las autoridades guatemaltecas investigan los hechos sangrientos en los que perdieron la vida tres parlamentarios salvadoreños y su conductor.
En este contexto, los diputados centroamericanos desestimaron ayer que el asesinato, en Guatemala, de sus tres colegas esté vinculado con el narcotráfico, a pesar de las versiones que en ese sentido se sirven en los medios de comunicación guatemaltecos y salvadoreños.

Nada que ver con narcotráfico
También descartaron que la intención de trasladar la sede a nuestra capital pueda implicar la importación del narcotráfico a nuestro país y mucho menos que hayan diputados implicados en ese delito, pese a que el 21 de junio del año 2003, el ahora ex diputado ante Parlacen, César Augusto Díaz Flores, fue capturado cargando 7.2 kilos de heroína en Peñas Blancas.
“Yo creo que ahí tenemos que diferenciar una cosa de la otra, el aspecto puramente personal de los parlamentarios no tiene nada que ver con lo institucional, y el Parlacen es una institución noble de integración que debe apoyarse por todos los países”, argumentó el diputado guatemalteco Marco Antonio Cornejo Marroquín.
Cornejo se opone a que se traslade la sede del Parlacen, considerando que la muerte de los tres legisladores no constituye un ataque al organismo regional.

Salvadoreños molestos
Contrariamente su colega salvadoreño Julio César Grijalba prefirió evitar el tema, aunque se mostró sumamente molesto con Guatemala por el asesinato de sus coterráneos, a quienes consideraba personas honestas, ejemplares y trabajadoras, rechazando así que estuviesen implicados con el narcotráfico.
Mientras tanto, el presidente del Parlacen, Ciro Cruz, consideró que el móvil del asesinato de sus tres colegas está íntimamente relacionado con el crimen organizado que pretende impedir la integración de la región para combatir a ese flagelo.