Política

FSLN admite estrategia en limpia

* “Son los medios los que hablan de limpia”, se escuda Jacinto Suárez * “Ojalá sean medidas sinceras y sin trasfondo político”, opina Víctor Hugo Tinoco * Tomás Borge defiende a ex magistrado Argüello

El vicesecretario y el secretario de Relaciones Internacionales del Frente Sandinista, Tomás Borge y Jacinto Suárez, respectivamente, admitieron ayer de forma tácita que la remoción de varios funcionarios públicos obedece a la aplicación de la estrategia de comunicación del gobierno del presidente Daniel Ortega, quien prometió que no permitirá actos de corrupción.
“Cualquier acto de corrupción debe ser reconocido y sancionado en el acto, desde el inicio. Los nicaragüenses deben tener la certeza y confianza en que no los vamos a engañar jamás y que no nos temblará la mano para castigar al corrupto, porque lo que hace es dañar al pueblo de Nicaragua”, destaca la estrategia de comunicación gubernamental.
Con escasas horas de diferencia fueron separados de sus cargos el alcalde de Granada, aliado del FSLN, Álvaro Chamorro Mora, que renunció a su puesto, señalado de cometer irregularidades en el ejercicio de sus funciones; y su colega de Ticuantepe, Eduardo López, destituido de la silla edilicia por el Concejo Municipal.
Mientras la Asamblea Nacional aceptó la renuncia irrevocable del magistrado de la Corte Suprema de Justicia Rogers Camilo Argüello, apenas a 24 horas de haberla presentado.

Suárez a la defensiva
Suárez, diputado ante el Parlamento Centroamericano, respondió inicialmente con evasivas y cuestionamientos a los medios de comunicación a los que señala de estar diciendo que el gobierno está promoviendo una limpieza entre sus representantes y aliados en las instituciones.
“Nadie ha dicho que se haya ordenado una limpieza, son ustedes los que lo están diciendo, son los medios de prensa los que están hablando de limpieza (en las instituciones públicas), ahora, yo no entiendo a los medios, si la corrupción está allí y la están acusando es malo, y si existiera esa limpieza también es malo”, indicó.
Consultado acerca de la aplicación de la estrategia de comunicación, Suárez respondió:
“¿No cree que eso es bueno?, el hecho es bueno si estuviera sucediendo una limpieza porque el Frente Sandinista no ha dicho que es una limpieza. Si fuera limpieza tendría que ser bueno. A lo mejor es limpieza lo que está ocurriendo”, expresó.

Borge defiende a Argüello
Borge Martínez defendió a Arguello, aduciendo que “nunca se le probó que estaba involucrado en actividades ilícitas”, pero contradictoriamente señala que su partido no acepta actos de corrupción.
“El Frente Sandinista no admite que se cometan actos irregulares en ninguna institución. Al menos yo simpatizo (con la renuncia de Chamorro Mora y la destitución de López Dávila)”, expresó Borge, quien hace una semana fue nombrado Embajador de Nicaragua en Perú.

Otras reacciones
Wilfredo Navarro, Primer Secretario del Legislativo, evitó comentar acerca de las causas que provocaron la renuncia de Argüello, a quien se vinculó con el escándalo de la devolución de los 609 mil dólares incautados al narcotraficante colombiano Luis Ángel González Largo.
El diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez prefirió no opinar sobre el tema, pues es “un derecho del electo renunciar a su cargo”. “Si detrás de ello hay algunas intenciones, es algo que yo no lo puedo aseverar”, expresó.
La jefa de la bancada de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), María Eugenia Sequeira, cree que hay demasiadas coincidencias en la dimisión de Chamorro Mora, Argüello y la destitución de López Dávila. “Algo está pasando, me imagino que están ordenando a la gente”, observó.
Víctor Hugo Tinoco, por el contrario, ve de forma positiva que se “trate de apartar a la gente señalada por actos de corrupción. “Ojalá sea una medida sincera y no tenga un trasfondo político”, dijo.
La renuncia de Argüello fue aceptada por la mayoría de diputados de la Asamblea Nacional e inmediatamente su presidente, René Núñez, convocó al Poder Ejecutivo y los legisladores a que presenten a sus candidatos ante la comisión especial, presidida por el diputado José Pallais, que se encargará de recibir los currículum de los nominados a ocupar cuatro vacantes en el Poder Judicial.

(Con la colaboración de Edgard Barberena)