Política

Fogonazos de Quiñónez a Navarro


Celos de liderazgo es el verdadero trasfondo de las diferencias entre los directivos del PLC Wilfredo Navarro y Enrique Quiñónez. Lo que empezó como una disputa por el despido de decenas de trabajadores de la Asamblea Nacional, muchos de ellos afines a Quiñónez, ha trascendido ese ámbito y pasado al terreno político.
Quiñónez se soltó ayer contra su correligionario Navarro calificándolo de “segundón, farsante y narcisista”. Esos roces se remontan al año pasado en plena campaña interna del PLC para seleccionar a su candidato a la Presidencia de la República cuando en un evento fuera de Managua, Quiñónez incentivaría a las bases del partido a que se involucraran en el proceso electoral.
Navarro se molestó porque Quiñónez no lo proyectó políticamente. De ahí aparentemente surgen las incomodidades. Hay que recordar que ambos eran precandidatos.
Los primos
Quiñónez destaca que el doctor Navarro es un político segundón que no tiene apoyo de las bases y ya adelanta que pedirán su cabeza durante la convención del 11 de julio. Incluso, remarca la tendencia pro-sandinista de Navarro, quien en un alarde de camaradería con los elementos del FSLN, los llama “primos”.
Quiñónez no duda en señalar que a ese encuentro sus correligionarios llegaron con “bolas pasadas”. Recordó que en su momento, Navarro criticaba con fuerza y con dureza a los doctores René Herrera y Noel Ramírez por su papel como “enlaces” con el FSLN, y ahora personalmente ha asumido ese rol.