Política

Nadie le hizo caso al Conpes

* Instancia constitucional en el limbo mientras nuevo gobierno se aferra a los consejos

Las recomendaciones del Consejo Nacional de Planificación Económica y Social (Conpes) no han sido tomadas en cuenta por los tres gobiernos anteriores. “Uno de los principales problemas ha sido que dichas recomendaciones, efectivamente, no han tenido mayor respuesta en ninguno de los poderes del Estado”, aseguró Mario Quintana, de la Coordinadora Civil, organización que ha participado dentro del Conpes.
El Conpes, que tiene rango constitucional, fue creado para ser una instancia de consulta, desde donde la ciudadanía organizada puede incidir en las políticas públicas, sin embargo, las recomendaciones hechas a los distintos poderes del Estado no han tenido eco.
En la memoria del quinto período de sesiones del Conpes, comprendida entre 2005 y 2006, el consejo acepta que “el diálogo fue muy débil o casi inexistente”, porque el Conpes “estaba anclado en asesorar únicamente al Ejecutivo, y no había madurado una estrategia de incidencia hacia los otros poderes”. Pero hasta el Ejecutivo hizo caso omiso a las recomendaciones.
Del Conpes se desprenden 108 consejos y comisiones consultivas sectoriales, 14 Consejos de Desarrollo Departamentales (CDD), dos Consejos Regionales de Desarrollo y 153 Comités de Desarrollo Municipal. Según los coordinadores del mismo, dentro de éste las decisiones se toman en consenso, a pesar de que no todas las organizaciones llegan a las reuniones porque “no todas las personas tienen el tiempo”.
Presupuesto impenetrable
Ninguna de las recomendaciones que el Conpes hizo al Anteproyecto de Ley Anual del Presupuesto General de la República 2007 fue incluida en el presupuesto que dejó el ex presidente Bolaños. Sobre eso, Quintana considera que “muchas veces las propuestas han sido enviadas para la discusión y el análisis (a los poderes del Estado) y no han tenido la correspondencia”.
Entre algunas de las recomendaciones extraídas de la memoria del Conpes en el último año de gobierno de Enrique Bolaños, está la de “reflejar con absoluta transparencia y claridad el total de ingresos tributarios y no tributarios proyectados y las fuentes de financiamiento”. En ninguna de las recomendaciones, sin embargo, se encuentra un sustento económico que justifique dicho consejo.
Una de las propuestas es que se “consoliden los recursos financieros y técnicos de las distintas instituciones, entre ellas el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Financiera Nicaragüense de Inversiones (FNI) y se cree una entidad estatal bancaria de fomento y desarrollo, para así disponer de fondos de crédito y asistencia técnica”.
Sin secretaria ejecutiva
La secretaria ejecutiva del Conpes, Violeta Granera, cesó ayer en sus funciones, dejando así al Conpes sin representación gubernamental. Fuentes extraoficiales aseguraron que sólo falta la firma del presidente Ortega en el decreto de revocación del cargo de Granera y en el del nombramiento del nuevo secretario ejecutivo.
Según Granera, quien asumirá la dirección del Movimiento por Nicaragua, en el Conpes quedan los directores que coordinan cada una de las comisiones de trabajo, quienes “saben perfectamente lo que hay que hacer”.