Política

Críticos ven libertad empeñada

* Periodistas resienten que no hubo compromisos claros para el respeto de la libertad de expresión * Liberales no aportarán a fondo ofrecido por Presidente

El acuerdo suscrito por el presidente Daniel Ortega y representantes del Colegio de Periodistas de Nicaragua (CPN) provocó reacciones diversas entre políticos y periodistas, quienes en su mayoría creen que el gobierno pretende mediatizar y silenciar al gremio mediante halagos y prebendas.
El acuerdo suscrito entre los comunicadores y el gobernante contempla la creación de un fondo social a partir de un aporte de los 38 legisladores sandinistas equivalente al 20 por ciento de la asignación presupuestaria de 420 mil córdobas que cada diputado percibe anualmente del Presupuesto de la República para financiar becas y proyectos sociales, monto que en reiteradas ocasiones ha sido cuestionado.
Es decir, que ese fondo se formaría inicialmente con 3 millones 192 mil córdobas, partiendo de que cada uno de los 38 diputados rojinegros aportaría 84,194 córdobas.
El vicepresidente del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), diputado Wilfredo Navarro, desestimó que su bancada vaya a destinar un porcentaje de asignación presupuestaria y, por el contrario, criticó a Ortega porque según él, ofende a los comunicadores al otorgarles “migajas” en un afán por mediatizarlos.
Actos de demagogia
“Si Ortega fuera serio estaría diciendo quítenles unos cuantos millones a algunas instituciones y establezcamos un fondo de unos 90 millones de córdobas para arrancar con beneficios específicos y directos controlados por las organizaciones periodísticas para beneficiar a los periodistas, yo lo reto a que haga eso y no ande haciendo esos actos de demagogia”, desafió Navarro.
En términos similares se manifestó la diputada de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Jamileth Bonilla, quien descartó que sus colegas tengan la intención de otorgar un porcentaje de la cartera de proyectos a los periodistas.
Bonilla también está en desacuerdo con que se asigne una partida presupuestaria para el gremio periodístico. Ortega pretende comprar a los periodistas.
¿Compra de voluntades?
“Me parece que es una ofensa para los periodistas, porque es como para tenerlos comprados mediante limosnas para quitarles su libertad e independencia, y hasta sorteos de lotería extraordinarios se están programando para ayudarles”, cuestionó.
“Creo que la mejor manera de apoyar a los periodistas es precisamente garantizándoles su trabajo y la pautación --porque en la medida que el gobierno corte la publicidad se les está limitando el trabajo, quitando sus ingresos y su independencia--; no es dándoles dinero recogido con un sombrero para ver quién quiere dar de los diputados para el Colegio de Periodistas que resolverán sus problemas”, recriminó la legisladora.
Bonilla reprochó a los diputados sandinistas porque Ortega habló en su nombre, cuando son ellos quienes deben entenderse directamente con los comunicadores.
Por su parte, el diputado por el Movimiento Renovador Sandinista, Víctor Hugo Tinoco, valoró positivamente el acuerdo porque cree que el gobierno debe mantener buenas relaciones con los gremios sociales, aunque aclaró que no conoce el detalle de lo convenido.
No hay garantía de la libertad de expresión
Mientras tanto, la periodista María Alicia Talavera cree que la intención del gobierno es buena”, sin embargo, considera que los compromisos asumidos “son más de carácter economicista y no se toca el fondo del asunto, que es la garantía de la libertad de expresión y es en última instancia lo que importa”.
Talavera dijo que la parte económica es importante para los hombres y mujeres de prensa, pero estima también que los compromisos son “frágiles”.
Para la periodista, el fondo social debería ser creado a través de una ley o incluir una partida presupuestaria del Estado para alimentarlo anualmente, advirtiendo que ese porcentaje que aportarían los legisladores podrían suspenderlos en cualquier momento.
Hace falta respaldo gremial
El periodista radial Silvio Rodríguez en general calificó de positivos los compromisos, sin embargo, considera que debió incluirse el aspecto de la capacitación y actualización profesional para los hombres y mujeres de prensa, algo que quedó fuera de los acuerdos.
Rodríguez destacó la importancia de que finalmente se haya tomado en cuenta la creación de un fondo para suplir las necesidades de los periodistas y cree que éste es el aspecto más destacado de los acuerdos.
A juicio de Rodríguez, los acuerdos debieron ser respaldados por las diferentes asociaciones gremiales de periodistas para dar un mayor respaldo a los mismos.