Política

Alcaldes PLC cansados por utilización

* Quiñónez, Montealegre y Bonilla en encuentro

Esteban Solís

Más de 20 alcaldes del PLC se reunieron la noche del miércoles con el líder de la ALN Eduardo Montealegre y la diputada Jamileth Bonilla, así como con su correligionario Enrique Quiñónez, a quienes les plantearon que ya están cansados de que los utilicen, y abogaron por la unidad del liberalismo.
Bonilla confirmó a EL NUEVO DIARIO que el encuentro se realizó en un hotel de Managua, y uno de los descontentos que allí salió a flote fue que no los tomaron en cuenta en el reajuste presupuestario para hacer sus solicitudes alrededor de las demandas de sus comunidades.
Extraoficialmente se dijo que a la reunión asistiría el embajador de los Estados Unidos, Paul Trivelli, sin embargo, no llegó. Bonilla dijo que la reunión fue a solicitud de los alcaldes liberales para conocer también sobre el avance de las conversaciones para lograr la unidad.
En esa encerrona los ediles le pidieron a Montealegre que intentara un encuentro con Arnoldo Alemán, a lo que el dirigente de la ALN respondió que de su parte no había ningún problema, sin embargo, dijo que no serviría de nada porque el PLC estaba votando en el Parlamento con el FSLN.
¿Le pasarán factura a Quiñónez?
Ayer mismo, el diputado Quiñónez confirmó que hubo ese encuentro y que los reclamos de los alcaldes fueron para ambos lados, hacia el PLC y hacia la ALN. Los alcaldes pidieron explicaciones sobre la composición de la Directiva parlamentaria, la Ley 290, la suspensión por un año de las reformas constitucionales, entre otros temas.
El legislador dijo que no teme ni ve una pasada de factura por haber asistido a ese encuentro con los alcaldes, quienes dicho sea de paso están en la plena libertad de reunirse con quien ellos quieran.
No obstante, Quiñónez en tono retador dijo: “No creo que me vayan a pasar factura, pero de todos modos veremos si yo permito que la pasen”. Dijo que los alcaldes están dispuestos a servir como mediadores en un eventual encuentro Montealegre-Alemán.
A propósito de Alemán, ayer dijo que está dispuesto a sentarse con Montealegre donde quiera y a la hora que sea, con tal de avanzar en la unidad del liberalismo. El ex presidente denunció que sigue siendo víctima de una componenda política que se materializó hace cuatro años entre el ahora ex mandatario Enrique Bolaños y el líder del FSLN, Daniel Ortega, ambos responsables de su situación que le impidió buscar un nuevo mandato en 2006.