Política

Cooperación sueca a los más pobres

* De Nicaragua aún no sabe si habrá variantes * Impresionada al visitar proyectos en el campo nicaragüense

El nuevo gobierno de Suecia concentrará su cooperación en un número menor de países, priorizando a los más pobres, y será a mediados de este año cuando se sabrá si en el caso de Nicaragua habrá algún tipo de variante, explicó a EL NUEVO DIARIO la directora general de la Agencia Sueca para el Desarrollo (ASDI), Maria Norrfalk.
Norrfalk estuvo de visita en Nicaragua examinando in situ distintos proyectos agropecuarios y agrícolas auspiciados por ASDI, cuyos aportes al presupuesto de 2007 ascienden en concepto de donación a 113 millones de córdobas.
Durante su visita, Norrfalk viajó a Tipitapa, Matagalpa y Jinotega para conocer más sobre la colaboración con la Policía Nacional y la implementación de los programas Fondeagro, Facilitadores Judiciales Rurales y Prodel, que son apoyados por la Cooperación Sueca.
Asimismo se reunió con el canciller Samuel Santos y con la jefa de la Policía Nacional, Amina Granera Sacasa, quien otorgó un reconocimiento a Norrfalk y a la embajadora de Suecia, Eva Zetterberg, por su apoyo a la Policía Nacional.
Con el Canciller se firmó un acuerdo para continuar la cooperación con los gobiernos regionales de la Costa Caribe. “Hay una amistad profunda entre Suecia y Nicaragua durante cincuenta años de relaciones diplomáticas, con una relación de cooperación desde 1978, y por lo tanto hay una relación profunda de amistad, la que debemos cuidar”, afirmó Norrfalk.
¿Qué impresión se lleva de los proyectos de cooperación implementados en Nicaragua?
Tengo muchas impresiones en mi primera visita a Nicaragua. Visité los proyectos que apoyamos en el sector agropecuario, justicia y en el sector vivienda. Pienso que su desarrollo va muy bien. Estuve en los proyectos de café, cacao, leche y microcréditos para la producción rural, he visto que nuestro apoyo llega al pueblo y que hay un desarrollo que va por buen camino, con mucha voluntad. Me da mucho gusto saber que el apoyo con el que contribuimos desde Suecia se une al esfuerzo de los nicaragüenses y permite que el desarrollo vaya por buen camino.
¿Tuvo la oportunidad de conversar con la jefa de la Policía Nacional, Aminta Granera?
Nos da mucho gusto ver cómo la Policía trabaja con toda la comunidad en la prevención. Entiendo que la Policía tiene recursos bien limitados. De la misma manera, su modo de trabajar, su concepto de cómo prevenir la delincuencia y la criminalidad, me parecen muy buenos. Tengo entendido que ella tiene una gran integridad en su trabajo. Nosotros podemos contribuir desde Suecia, con el apoyo de la Policía de Suecia, que también tiene impresiones de su trabajo.
¿Supo de las amenazas que ella recibió en su contra por parte del crimen organizado?
Es una mujer muy valiente que se atreve a enfrentar a los carteles del narcotráfico y se atreve a dirigir las investigaciones. También pudimos ver el potencial de apoyo que tiene dentro de la institución y de la población en general.
¿Es un hecho inédito para usted que la jefa de la Policía sea una mujer en un país de América Latina o conoce otro caso similar?
¡Estocolmo!... Yo entiendo que la Policía Nacional de Nicaragua es única y diferente porque no tiene una cultura tan machista, hay menos corrupción y tiene un estilo distinto.
¿Cuál es el futuro de la cooperación sueca hacia Nicaragua?
Espero que continúe. Hemos trabajado en una estrategia de cooperación para los próximos años hacia Nicaragua y Centroamérica. La cooperación seguirá siendo importante porque Nicaragua es el país más pobre de Centroamérica. En septiembre del año pasado asumió un nuevo gobierno en Suecia, el que ha tomado la decisión de enfocar y concentrar la cooperación sueca en un número menor de países. Y todavía no sabemos cuáles son los países que se priorizarán, pero sabemos que será importante ayudar a los países más pobres. Hacia mitad del año sabremos cuáles serán los países en los que Suecia concentrará su cooperación.

La exportación del modelo sueco
La directora de ASDI, Maria Norrfalk, explicó que su país “ha exportado el modelo sueco de desarrollo”, así como su sistema tributario a Vietnam y a países de África.
La embajadora de Suecia, Eva Zetterberg, añadió que cuando han hablado de la necesidad de una reforma tributaria integral en Nicaragua es para poner a disposición de las autoridades nicaragüenses la información sobre el modelo nórdico. “Aquí hay recursos, no es falta de recursos, por lo que entre países amigos se puede intercambiar información al respecto”, dijo Zetterberg.
Desde hace varias semanas los embajadores nórdicos han destacado la necesidad de una reforma tributaria integral y con equidad en Nicaragua, para lo que se han puesto a la orden en el estudio del modelo sueco.