Política

Nebulosa tras indultos

* Diputado Quiñónez presentó dos listados * Tema revive sentimientos de familiares y causa traumas

Consuelo Sandoval

Los diputados de la Asamblea Nacional repudiaron ayer la inclusión en la lista de indultos de Karelia Castellón, copartícipe del asesinato atroz del psicólogo Douglas Guerrero, sin embargo, se mantiene una nebulosa alrededor de la identidad de las personas o sectores que realmente están interesados en que la mujer sea liberada.
En los corrillos de la Asamblea Nacional se observaba un nerviosismo porque Castellón fue incluida entre los beneficiados a propuesta del presidente de la Comisión de Gobernación, Defensa y Derechos Humanos, Enrique Quiñónez, quien presentó dos listados compuestos por 156 y 182 privados de libertad, remitidos al titular de ese Poder del Estado, René Núñez, cuando debió dirigirlos a su colega Wilfredo Navarro.
Quiñónez mantiene serias diferencias con Navarro aparentemente por pugnas de poder, quien aduciendo razones de procedimiento devolvió los proyectos a su correligionario para que corrigiera el error de haberlos remitido a Núñez.
El parlamentario no quiso dar la cara a los periodistas, pero se supo que culpó a los empleados de la comisión legislativa por el error cometido, sin embargo, en ambos proyectos aparece plasmada la firma de Quiñónez.
Navarro desestimó que exista interés de algún diputado para excarcelar a Castellón, máxime cuando fue renovada la estructura parlamentaria que dictamina los proyectos de indultos.
Diputados recomiendan cuidado
Por su parte, el diputado sandinista José Figueroa consideró que la comisión “debería evaluar responsablemente la propuesta de indultos, y si los reos llenan los requisitos, tiene que dictaminarlos favorablemente, y que en caso contrario tendría que rechazarlos.
“No conozco este indulto, pero cualquiera que sea que no llene los requisitos que se señalen, como crímenes atroces, en lo personal, no estoy de acuerdo”, dijo Figueroa.
La diputada Jamileth Bonilla estimó que sus colegas deberían tener cuidado en favorecer a personas que hayan cometido crímenes atroces, pues en caso contrario estarían violentando los parámetros establecidos para otorgar el beneficio del perdón a los reos.
Traumático para familia de Guerrero
Roxana Guerrero, hija del psicólogo asesinado, acudió al Parlamento para persuadir a los legisladores de que excluyan a Castellón del listado de indultos, y se entrevistó con los diputados Carlos Gadea y José Pallais, quien personalmente se comprometió a votar en contra del dictamen favorable.
“Esperamos que en los próximos cinco años no volvamos a tener que pasar por esto, porque esto es bien traumático para nosotros, porque no sólo es todos los días sentir la pérdida (de mi padre), sino volver a repetir todos los acontecimientos cada vez que hay un procedimiento de indulto”, imploró Guerrero.
SPN sólo evalúa
Por su lado, el alcaide del Sistema Penitenciario Nacional, Oscar Molina, confirmó que esa institución no tiene ninguna incidencia en el otorgamiento de los indultos, porque únicamente le corresponde presentar a los diputados una evaluación del comportamiento de los reos propuestos a indultarse en el Parlamento.
La última evaluación de Castellón en la Penitenciaría la Esperanza, señala que “ha mantenido una disciplina buena, apegada a las normas que regulan la conducta y comportamiento.

Instituciones deben valorar
Tania Sirias
Marcos Carmona, Presidente de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH), propuso crear una mesa interinstitucional conformada por diputados, organismos defensores de derechos humanos y la Iglesia, a fin de evaluar cada caso de los reos propuestos a beneficiarse de los indultos.
Estimó que debería aprobarse un anteproyecto de ley para establecer claramente los parámetros para que los diputados concedan indultos, iniciativa que ya había sido presentada en legislaturas anteriores y que fue rechazada por los mismos parlamentarios.
“No es posible que puedan salir libres personas acusadas por asesinatos atroces, violación, incesto, parricidio, infanticidio, e incluso aquellos que comentan actos de corrupción”, señaló Carmona.
(Con la colaboración de Edgard Barberena y Luis Alemán)