Política

¿Atentado contra Jaime Arellano?

* Según afectado, le aflojaron las tuercas a las dos llantas delanteras de su vehículo

Ary Pantoja

El presentador del programa “El 10 en la Nación”, Jaime Arellano, denunció ante las autoridades policiales un presunto atentado en su contra, luego que aparentemente personas desconocidas aflojaron las tuercas de las dos llantas delanteras de su vehículo, provocando un leve accidente.
“El día jueves, como a las once de la mañana, me llamó mi conductor y me dijo que acababa de tener un problema con el vehículo, que se le había salido una llanta y que llamara al taller para que llegaran a traerlo”, explicó.
Según Arellano, fue el dueño del taller, Tomás Gutiérrez, quien al revisar el vehículo le informó de que no había sido un accidente, sino que “alguien” había aflojado todas las tuercas de las dos llantas delanteras y luego las dejaron en su lugar con la clara intención de perjudicarlo.
Arellano dijo que inicialmente había decidido guardar silencio; sin embargo, después de hablar con el jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, comisionado mayor Alonso Sevilla, cambió de opinión y se presentó a interponer la denuncia oficial.

De vieja data
Arellano no quiso identificar el móvil o el origen del presunto atentado, no obstante, aseguró que las amenazas verbales en su contra no son nada nuevo.
“Hace dos o tres semanas he estado recibiendo llamadas telefónicas esporádicas diciéndome: ‘Ve Arellano, te vamos a pasar la cuenta; ve Arellano te vamos a jo… Mirá Arellano, bajá el gas’, pero no le he puesto mente ni lo había denunciado”, señaló.
Arellano no quiso apuntar a ningún grupo o persona en particular, pero recordó que sus últimas críticas fuertes en su programa televisivo han sido en contra del gobierno del presidente Daniel Ortega y del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), en particular contra Arnoldo Alemán; y finalmente contra la empresa privada, principalmente contra el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Erwin Krügger.
De momento, los únicos testigos con que cuenta Arellano para sustentar su denuncia es su chofer y el dueño del taller, Tomás Gutiérrez.