Política

Ahora le echan la culpa al FSLN


Consuelo Sandoval

El Partido Liberal Constitucionalista (PLC) se rehúsa a reunirse con sus colegas de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) porque teme perder parte de su cuota en el nombramiento de nuevos funcionarios públicos ante la Corte Suprema de Justicia y el Ministerio Público, denunció la diputada Yamileth Bonilla.
Bonilla aseguró que los integrantes de la comisión del PLC han puesto cualquier pretexto para suspender los encuentros en un intento por alcanzar la reunificación de la familia liberal, cuestionamientos que no pudieron ser rebatidos por el vicepresidente de ese partido, Wilfredo Navarro.
“Creo que ellos están pensando en los nombramientos que se van a hacer en la Corte Suprema y la Fiscalía, y necesitan los votos del Frente Sandinista para nombrar a Julio Centeno; el FLSN necesita de los votos del PLC para nombrar a Ana Julia Guido, se necesitan ambos, yo creo que al acercarse con ALN, el PLC se pone en una situación de riesgo de que pueda perder esos nombramientos”, razonó.

Laberinto de contradicciones
Bonilla cree que también pueda constituir una presión para que el presidente de ALN, Eduardo Montealegre, se vea obligado a acudir a la invitación que le formuló públicamente el ex presidente Arnoldo Alemán.
La legisladora admitió que en ambos partidos existen personas que están a favor y en contra de la reunificación liberal, incluso señaló que el presidente de la comisión negociadora de ALN, Mauricio Montealegre, ni siquiera los convoca a reunión.
Descartó que en la suspensión de los encuentros bilaterales esté incidiendo la pugna interna entre el candidato presidencial José Rizo y el secretario nacional del PLC, Noel Ramírez, ex presidente del Banco Central, quien acusó a la cúpula liberal de haber urdido una confabulación para aparecer como señalado en el caso de los Cenis.
Sobre el particular, Navarro negó que el PLC haya dado la espalda a Ramírez, y aseguró que esas pugnas con Rizo tienen carácter personal.