Política

Cisma en la Convergencia

* “La Chaparra” no descarta: “A como nos unimos, nos podemos separar” * Agustín Jarquín confiado en que Ortega cumplirá su palabra

Las tensiones entre la Convergencia y el gobierno están llegando al nivel de cisma, debido a que Ortega no ha honrado muchos compromisos hechos con sus aliados durante la campaña.
Los malestares fueron confirmados ayer por Elia María Galeano, “La Chaparra”, que lidera una de las expresiones de la Contra y es aliada desde hace diez años del FSLN, y Agustín Jarquín, quien expresó sus insatisfacciones porque el gobierno no ha incluido a su personal en el gabinete de gobierno.
Galeano dijo sentirse incómoda y no precisamente en su escaño como diputada, sino porque reclama el cumplimiento de los compromisos adquiridos con el presidente Daniel Ortega.

Roces entre aliados
Esa incomodidad parte del hecho de que el FSLN le vaya cumpliendo, y con creces, a Salvador Talavera, el Presidente del Partido Resistencia Nicaragüense, a pesar de que lleva pocos meses al lado de Ortega.
Sin mencionar el nombre del presidente del PRN, Galeano se lanza contra este dirigente calificándolo de “mercenario y oportunista”. Ella niega que haya amenazado con retirarse de la bancada del FSLN, pero hace una advertencia, “así como nos juntamos, así nos podemos separar”. Otro miembro de la Resistencia pronunció una frase lapidaria, “los campesinos no amenazamos, actuamos”.

Aliada de una sola cara
La ex combatiente asegura que ella es una aliada de una sola cara, y dice confiar en que el comandante Ortega tiene voluntad de cumplir esos acuerdos porque es una persona de palabra, sin embargo, piensa que hay cuadros intermedios que pueden cometer errores y no le dan la importancia requerida.
En ese caso se refiere al diputado Edwin Castro, que ha sido delegado por el Presidente para atender directamente el asunto de los aliados. Castro dijo a EL NUEVO DIARIO que hay voluntad de cumplir poco a poco las demandas de ese sector de la Resistencia que encabeza Galeano.
“Se están tratando de cumplir los compromisos al suave, hay que recordar que la política del gobierno no es la de hacer despidos masivos, porque meter gente en el Estado significa sacar a otros, de todos modos estoy tratando de promover una reunión lo antes posible con todos los aliados para unificar esfuerzos en el marco de los objetivos de este gobierno”, dijo el legislador Castro.

Son cargos, dice Edwin Castro
¿Qué reclama “La Chaparra”? “Cargos en las instituciones del Estado, entre ellos Gobernación, Salud, Marena, la OTR, Educación, y representaciones en los departamentos, además de cargos en el servicio exterior, específicamente a nivel de consulados en toda Centroamérica”. No obstante, dijo que tiene el compromiso de que su hermano, Denis Galeano, será nombrado cónsul en San Francisco, California.
Afirmó tener claridad de que este proceso lleva su tiempo, sin embargo, considera que a estas alturas del gobierno, ya debería haber señales positivas, pero la realidad es otra.

Pide reunión con Ortega
Ella le ha pedido un encuentro al comandante Ortega y a su esposa, la primera dama Rosario Murillo, para quedar claros de una vez si van a cumplir lo prometido y ratificado en dos ocasiones. Está clara que el Presidente tiene múltiples ocupaciones, y por eso ha delegado en el diputado Castro, “pero el jefe de Estado y su esposa tienen la última palabra; valorar si ya no somos útiles como aliados”.
Para que no quede ninguna duda de que sus “riflazos” van contra Talavera, remata: “Hemos sido aliados de una sola cara, no de dos caras, ni somos aliados de circunstancias ni oportunistas, y mucho menos mercenarios”.

Jarquín lo explica a su modo
El diputado Agustín Jarquín confirmó ayer que existe insatisfacción entre los aliados del Frente Sandinista ante el cumplimiento parcial de los compromisos asumidos por el presidente Daniel Ortega para que algunos integrantes de la Convergencia pasen a formar parte del Gabinete de Gobierno.
“Con el asunto de participación de miembros no sandinistas en posiciones de gobierno, que tengan responsabilidad y la competencia para hacerlo, francamente no estamos satisfechos, pero es un tema que estamos dialogando, sabemos que no hay decisiones terminadas, hay todo un proceso por delante, pero el sentimiento generalizado en las diferentes agrupaciones políticas que estamos en la alianza es que no hay satisfacción a la fecha”, admitió Jarquín.
No obstante, Jarquín se mostró confiado en que Ortega honrará su palabra, igual a como lo hizo en las elecciones municipales de 2004, cuando la Convergencia logró colocar a 17 alcaldes, más de 70 vicealcaldes y un sinnúmero de concejales.
El legislador socialcristiano desestimó que debido a esa inconformidad los seis diputados no sandinistas vayan a abandonar la bancada rojinegra para integrar una nueva estructura parlamentaria.