Política

Senador demócrata presiona por misiles

* “¿Cuál es la amenaza que hay contra Nicaragua?”, preguntó Bill Nelson

Santa Teresa y Jinotepe, Carazo

El senador demócrata por La Florida, Bill Nelson, aseguró ayer que no hay ninguna amenaza en contra de Nicaragua que justifique el conservar más de un mil misiles antiaéreos conocidos como Sam-7.
Nelson abordó el tema ayer por la tarde con el canciller Samuel Santos y con el vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo.
Antes del encuentro, mientras hacía una gira de trabajo en Carazo por la mañana, el senador preguntó a los periodistas que le consultaron su opinión: “¿Por qué Nicaragua requiere de centenares de misiles Sam-7? ¿Quién atacará a Nicaragua? ¿Costa Rica? Acabo de ver la Fuerza Aérea de Costa Rica, ellos tienen tres avionetas de motor, no tienen aviones caza, entonces, ¿por qué Nicaragua requiere de Sam-7”.
El senador agregó que también conoce las Fuerzas Armadas de Honduras, y a su parecer tampoco representan ninguna amenaza. “Pero si lo fuese, ¿no piensan que Estados Unidos vendrá a ayudarles si un país es atacado? ¿Por qué no se gasta este dinero en ayudar al pueblo en lugar de gastarlo en artefactos de guerra?”, afirmó Nelson, aunque olvidó comentar que Estados Unidos apoyó la guerrilla de los contras en contubernio con Honduras. Pero reconoció: “No queremos fricciones, ni guerra nunca más”.

“No hay amenazas”
“¿Cuál es la amenaza que hay contra Nicaragua? No existe amenaza de Honduras ni de Costa Rica”, opinó Nelson, un veterano astronauta estadounidense. “Quiero que haya buenas relaciones entre el gobierno de Estados Unidos y el gobierno de Daniel Ortega, creemos necesaria una relación personal, tuve una excelente reunión el domingo con mi amigo Samuel Santos, Canciller de la República”, afirmó Nelson, quien dijo esperar que en una próxima visita logre reunirse con el presidente Daniel Ortega.
Nelson visitó ayer a jóvenes de las Fuerzas Armadas estadounidenses que reconstruyen una escuela en La Calera, a unos 15 kilómetros de Santa Teresa, Carazo, así como una cooperativa que exporta frijol negro con asistencia de la Agencia estadounidense para el Desarrollo (Usaid) y de la Universidad de Michigan.
“Queremos que Nicaragua sea amiga de Estados Unidos”, reafirmó, luego de un recorrido en cuya primera etapa lo acompañó el general Omar Halleslevens, jefe del Ejército de Nicaragua, con quien no abordó el tema de los misiles Sam-7.
Nelson desarrolla una gira por América Latina. En Costa Rica visitó a su colega astronauta Franklin Chang Díaz; ahora va a Ecuador a entrevistarse con el presidente Rafael Correa, y después se dirige a la selva amazónica del Perú.
Nelson destacó que hay 150 voluntarios del Cuerpo de Paz en Nicaragua apoyando a las comunidades campesinas, así como un equipo de médicos otorgando asistencia odontológica a los pobladores, y jóvenes del Ejército que reconstruyen una escuela en La Calera, Santa Teresa, construida con ayuda noruega en 1986, bajo el lema: “Todas las armas contra la agresión”.