Política

Jarquín advierte más polarización

* Mundo Jarquín: “autoritarismo danielista versus derecha cerril” * MRS elige a Enrique Sáenz

El país corre el riesgo de revivir una polarización entre el “autoritarismo danielista” y la “cerril derecha antisandinista”, advirtió ayer Edmundo Jarquín Calderón, ex candidato presidencial del Movimiento Renovador Sandinista (MRS).
Luego de resaltar las enormes ventajas comparativas en las que el presidente Daniel Ortega ha asumido el poder, Jarquín hizo un balance de los riesgos con que se enfrenta el nuevo gobierno sandinista, durante el discurso de inauguración de la convención del MRS, en la que se seleccionó a las nuevas autoridades de ese partido.
En primer lugar, destacó el riesgo de que el FSLN intente permanecer en el poder por medios no democráticos, utilizando el “clientelismo asistencial” como táctica de caridad. “Hay quienes creen en este gobierno que con el estómago lleno, al pueblo no le preocupará su libertad”, alertó Jarquín.
¿Nueva elite?
Un segundo riesgo será la tentación de utilizar la cooperación con fines clientelistas y como sustituto de una verdadera política de incentivos a la inversión privada nacional e internacional.
Un tercer factor advertido por Jarquín fue el peligro de pensar que el gobierno sólo necesita entenderse con unos pocos capitales nacionales e internacionales para tener un clima de negocios propicios para estos grandes inversionistas. “Hace falta tener en cuenta a los obreros, a los repara chunches, a los pulperos, a los siembra todo y cosecha lo que puede”, señaló Jarquín, ante un auditorio lleno de convencionales que lo aplaudían con efusividad.
Un cuarto peligro que se cierne sobre esta Administración es “la vanidad del protagonismo internacional”, dijo Jarquín, para quien la cooperación con Venezuela es necesaria, el ALBA y el Cafta son complementarios, pero ningún tipo de injerencismo es aceptable y tampoco los riesgos de tensiones y conflictos internacionales.
El mayor riesgo, enfatizó Jarquín, es que “este país quede atrapado de nuevo en la polarización entre el autoritarismo danielista y la cerril derecha antisandinista, entre la cúpula del Frente Sandinista y la cerril derecha antisandinista, porque serán los pobres --los olvidados de siempre-- los que pierden”.
Balance de treinta días
Jarquín también hizo un balance de los primeros treinta días de gobierno, saludando la intención de establecer la gratuidad en las escuelas y los hospitales, ya que la situación en ambos casos ha sido “infame”. Sin embargo, lamentó que el gobierno de Ortega se haya apoyado en una nueva “tropa de burócratas en lugar de asistirse de los padres de familia” para adelantar tales reformas.
También cuestionó la improvisación en el ejercicio de gobierno, y dijo que su partido habría gobernado mejor, pues “nuestro gobierno, nuestros ministros y secretarios generales no estarían paralizados, temerosos de equivocarse ante la arrogancia de quienes están en la torre del poder político”.
Jarquín recalcó que Ortega ha recibido la administración pública con reservas internacionales de hasta un mil millones de dólares, lo suficiente para cuatro meses de importaciones.
Asimismo, resaltó que la tasa de crecimiento de las exportaciones es del veinte por ciento anual, que los precios internacionales son muy favorables, que Ortega cuenta con un partido fuerte, con gran cantidad de alcaldías, con el favor y subordinación de todos los poderes del Estado, que no hay tranques ni huelgas, ni morterazos ni bloqueo legislativo, y, por lo tanto, tiene la responsabilidad de no fracasar en tales condiciones, porque los perdedores serían todos los nicaragüenses.
Durante la convención, el MRS eligió al diputado Enrique Sáenz como su nuevo presidente, y a Víctor Hugo Tinoco y Rommel Martínez, como sus vicepresidentes.
emarenco@elnuevodiario.com.ni