Política

Bush replanteará su política hacia América Latina

* Berger, “el chavalo de la película”, y por qué no invita a sus colegas del istmo

Consuelo Sandoval

El giro hacia la izquierda que experimentan varios países de América Latina ha provocado que vuelva su mirada hacia esta región olvidada, la nación más poderosa del mundo, Estados Unidos, cuyo gobierno ha estado más preocupado por los conflictos en el Medio Oriente, fundamentalmente por la guerra contra Irak, coincidieron dos ex diplomáticos nicaragüenses.
El ex jefe de la diplomacia nicaragüense, diputado liberal Francisco Aguirre, valoró positivamente la gira de George Bush, aunque cree que su política exterior hacia la región “no ha sido la más acertada”.
Rememoró que después de los ataques terroristas contra las Torres Gemelas de Nueva York, ocurrido el 11 de septiembre del año 2001, América Latina se considera el traspatio de Estados Unidos, por lo que pasó al quinto lugar en la prioridad de la política norteamericana.
La reversión
El ex diplomático consideró que la mejor prueba de esa política desacertada son las victorias electorales de la izquierda latinoamericana ocurridas en Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, y muy cerca la de (Manuel) López Obrador, en México.
“Esa visita responde también a un imperativo de una realidad interna norteamericana, pues los demócratas acaban de ganar las elecciones en la Cámara y el Senado en el Congreso, mientras a los republicanos se les redujo considerablemente el voto hispano, el cual necesitan reconquistar para ganar las próximas elecciones presidenciales de 2008”, razonó Aguirre.
Relanzamiento
Por su parte, el ex vicecanciller y actual diputado por el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Víctor Hugo Tinoco, coincide en que la visita de Bush a la región obedece a que su gobierno pretender darle más atención a Latinoamérica.
“Estados Unidos ha estado enormemente concentrado en los problemas del Medio Oriente, sobre todo a raíz de la guerra en Irak, y están tratando de realizar un relanzamiento de la política norteamericana de mayor cercanía e incidencia”, manifestó Tinoco.
El número tres del Departamento de Estado, Nicholas Burns, declaró que el próximo viaje del presidente estadounidense George Bush a América Latina, que se extenderá entre el 8 y el 14 de marzo, forma parte de un esfuerzo para demostrar que la región es importante para Washington.
Bush realizará su gira por América Latina junto a la secretaria de Estado Condoleezza Rice, que incluye visitar Brasil, Colombia, Argentina, Uruguay, Guatemala y México, entre el 8 y el 14 de marzo.
La disyuntiva de Berger
Hasta el momento se desconoce si Bush en su encuentro en Guatemala con el presidente de ese país, Oscar Berger, invitará al resto de gobernantes del istmo. Aguirre y Tinoco desestimaron esa posibilidad.
“Mi impresión es que Berger querrá ser el anfitrión y ‘el muchacho de la película’, y no va a querer sombra. Sería horrible que invitara a todos los presidentes de Centroamérica y no al comandante Daniel Ortega”, opinó Aguirre.
“Si estuviera invitando a todos los presidentes y no invita al de Nicaragua, obviamente sería una señal política. Pero hasta donde yo sé, es una reunión con las autoridades guatemaltecas”, dijo Tinoco.