Política

Socialcristianos también apoyan a Obando


Consuelo Sandoval

Representantes de la Convergencia Nacional que encabeza el Frente Sandinista, patentizaron ayer su respaldo al cardenal Miguel Obando para que acepte la nominación como coordinador del Consejo de Reconciliación y Unidad Nacional, ofrecido por el presidente Daniel Ortega.
El socialcristiano y ex presidente de la Asamblea Nacional, Luis Humberto Guzmán, defendió el derecho y capacidad de Obando para desempeñar ese puesto que tendría la función principal de promover el cumplimiento de los acuerdos asumidos por los gobiernos anteriores con los desmovilizados de la Resistencia Nicaragüense.
“Es la persona más idónea para presidir este consejo, ya fue invitado al finalizar los años ochenta, aceptó presidir (la comisión de paz) y lo hizo exitosamente para el país, por eso creemos que tiene la capacidad y la voluntad para seguirle sirviendo a Nicaragua”, valoró Guzmán.
Creen que Obando
no cobrará
Fuentes eclesiales aseguran que la Santa Sede habría otorgado la autorización al prelado, sin embargo, aquí en Managua, EL NUEVO DIARIO trató infructuosamente de conocer la versión del nuncio Jean Paul Gobel, quien según dijeron en su oficina, se encuentra fuera del país.
Guzmán admitió que la Ley de Organización, Competencia y Procedimientos del Poder Ejecutivo establece que los miembros de los consejos ciudadanos no devengarán salario alguno, sin embargo, un decreto presidencial determinó que las personas que ejerzan la titularidad de esos cargos, ganarán tres mil dólares.
“No hay ningún interés de su eminencia de cobrar ningún sueldo del Estado, lo que hay es una vocación de servirle al país. Ése es un tema que el Presidente de la República debe resolver, porque la ley establece que no pueden cobrar sueldos”, reconoció.
Guzmán desestimó que al nominar a Obando en ese cargo, se esté excluyendo a representantes de otras religiones, recordando que el presidente Ortega se reunió recientemente con un obispo metodista argentino.
“No es una limitación a las otras denominaciones religiosas. Están invitando a una persona por su trayectoria, coraje para aceptar decisiones difíciles, francamente, y unas misiones que son incómodas; sino vean ustedes la controversia que causa”, justificó el ex diputado, quien estuvo acompañado de sus correligionarios Agustín Jarquín y Azucena Ferrey.