Política

Flexibilizan posición respecto al aborto terapéutico


La Iglesia Católica de Nicaragua oficializó ayer su participación en un eventual debate público sobre la posibilidad de restituir en el nuevo Código Penal la figura del aborto terapéutico, y designó como su representante al obispo de Estelí, Juan Abelardo Mata, quien coordina la Comisión Familia, Vida y Niñez de la jerarquía eclesiástica
“Nosotros los obispos trabajamos por comisiones y a cada uno se nos asigna un área, en este caso quien está llevando adelante este tema (del aborto terapéutico) es su excelencia Juan Abelardo Matta, Coordinador de la Comisión de la Familia, Vida y Niñez. En una reunión que tuvimos en enero pasado él mismo propuso la posibilidad de abrir una conferencia para debatir y ahondar con diferentes panelistas esta importante temática”, indicó el Arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes.
Brenes hizo el anunció después de oficiar una misa en conmemoración de la XV Jornada Mundial de Oración en pro de los Enfermos. La primera jornada la oficializó hace 15 años el Papa Juan Pablo II, justo cuando se celebra el día de la Virgen de Lourdes, y el Papá Benedicto XVI continúa con esta tradición.
El jefe de la Iglesia Católica dijo que el debate será abierto, incluso invitó a los periodistas y demás representantes de los medios de comunicación a participar de las conferencias que promoverán para debatir sobre el tema del aborto terapéutico.

Opuestos a designación del Cardenal
A diferencia de ocasiones anteriores, Brenes se mostró anuente a “debatir con responsabilidad” el tema, luego que en semanas anteriores el cardenal Miguel Obando y Bravo emitiera su opinión favorable sobre la discusión del aborto terapéutico en una entrevista con EL NUEVO DIARIO.
En otro orden, el líder espiritual de los católicos sugirió que el cardenal Miguel Obando no debería aceptar el cargo de coordinador del Consejo de Reconciliación que le ofreció el presidente Daniel Ortega.
Recordó que en el Código de Derecho Canónico existe un artículo que prohíbe a los clérigos participar en política y ejercer cargos públicos, “pero sí podemos presidir comisiones que estén al servicio de la población sin formar parte de un Gobierno, por eso hay que ver en qué línea va esa comisión que le están proponiendo al cardenal Miguel Obando Bravo”.
El prelado aclaró que de lo único que tiene conocimiento es de que Obando solicitó permiso a El Vaticano, específicamente al Papa Benedicto XVI, pero que de su propia persona no tiene ninguna información.
Ante la posibilidad de que el líder mundial de la Iglesia Católica autorice a Obando a asumir el cargo, Brenes respondió: “Cuando un seminarista se ordena como sacerdote se pone de rodilla ante el obispo y le promete obediencia a él y a sus sucesores, pero en la ordenación episcopal es diferente, cuando un sacerdote es ordenado obispo, el obispo ordenante le pregunta si promete obediencia al Sumo Pontífice, por tanto, cuando hay algo que trasciende a nuestras personas, siempre se le debe consultar”.
“El señor Cardenal siempre ha trabajado por la paz y la reconciliación, incluso llegó a presidir una comisión para los acuerdo de paz, pero ésta era una comisión que no estaba directamente ligada a un Gobierno, y precisamente allí es donde surge la suspicacia entre la población”, mencionó Brenes.