Política

Arzobispo aboga ante Ortega


Sergio Aguirre

El arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, monseñor Leopoldo Brenes, abogó ayer ante el gobierno del presidente Daniel Ortega para que descongele la pautación publicitaria y cesen los despidos de los trabajadores en las instituciones públicas.
“Le rogaría, de manera especial, a las instituciones del gobierno a ponerse la mano en la conciencia, porque esa gente (despedida) es una gente que no creo tengan grandes salarios y a lo mejor era el único que estaba trabajando en la familia”, instó el prelado, al concluir la misa dominical oficiada en conmemoración de la décimo quinta jornada mundial de oración en pro del enfermo, instaurada por el Papa Juan Pablo II.
Reveló que se le han acercado muchas personas que han sido despedidas por el gobierno sandinista, y relató que un ex empleado público le comentó con ironía que, sin ser militar estaba trabajando en la Fuerza Aérea, porque se encontraba en el “aire”, es decir, desempleado.
“Es bien lastimoso (...) y sobre todo muy triste cómo mucha gente está temerosa. Cada día sale de su trabajo y no sabe si el día de mañana va a encontrar una nota donde ya no tiene empleo”, lamentó.
Brenes recordó a Ortega el compromiso de promover el empleo que asumieron durante la campaña electoral, todos los candidatos presidenciales, incluyendo al actual gobernante.
“Ojalá se tome en cuenta esa promesa y no tengamos que lamentar que muchas instituciones, de manera especial del gobierno, porque es donde se está prácticamente cesando (corriendo) a la gente, se pare un poco esto y haya más tranquilidad”, confió Brenes.
Representantes sindicales de instituciones públicas han denunciaron en la Comisión Laboral de la Asamblea Nacional los “masivos” despidos por parte del gobierno, entre ellos unos 100 trabajadores de la casa presidencial.

Liberar publicidad
El gobierno ha dicho que solamente se ha despedido al “personal de confianza”, que no han renovado contrato al que se le vence y que otros trabajaban para programas institucionales que ya expiraron.
El líder espiritual también pidió a Ortega que “valore” la entrega de publicidad estatal, que se encuentra congelada, a medios de comunicación y periodistas independientes con espacios en radios.
“El Gobierno como el gran generador de anuncios debe hacer una justa distribución de los mismos, en la cual todos puedan tener un poquito de tal manera que puedan llevar el alimento a sus familias, además de tener para comprar sus herramientas de trabajo”, instó.
En ese sentido, sugirió al gobierno hacer “buena distribución” de la partida publicitaria, estimada en 94 millones de córdobas para este año, tanto a pequeños y a grandes medios de comunicación.