Política

Proponen mejorar seguridad en visas


Ary Pantoja

“La visa nicaragüense es muy fácil falsificarla”. Con esta afirmación, el presidente de la Comisión de Defensa y Gobernación de la Asamblea Nacional, Enrique Quiñónez, pretende impulsar una modificación de las características y sellos de la visa nicaragüense, y con ello evitar el tráfico de personas indocumentadas.
A raíz de las denuncias que penden sobre el ex director de Migración y Extranjería, Fausto Carcabelos, sobre su presunta participación en el tráfico de inmigrantes extranjeros, Quiñónez dijo a EL NUEVO DIARIO que se vuelve necesaria una reforma que permita cambiar la visa nicaragüense e incluir varios y diferentes sellos de seguridad que imposibiliten su falsificación.
El legislador agregó que tienen pendientes algunas reuniones con las nuevas autoridades del Ministerio de Gobernación, que incluyen a las de la Dirección de Migración y Extranjería, para conocer sus apreciaciones sobre el asunto.
“Lo que queremos es ver las debilidades técnicas que tiene (Migración y Extranjería), y ellos (las autoridades) lo que aducen es problemas (de falta) de presupuesto. Esto nos preocupa, porque ha estado sonando en los últimos meses el tráfico de visas en el que estaría involucrado el ex director (Fausto) Carcabelos”, explicó.

Llamarán al nuevo director
Quiñónez dijo que invitarán al nuevo director de Migración y Extranjería para que informe a la Comisión de Defensa y Gobernación cuál es la situación de las investigaciones en torno al caso del tráfico de visas a indocumentados en el que se menciona al ex director Carcabelos.
El legislador recordó que el problema del tráfico de visas con indocumentados no es nuevo; sin embargo, llamó la atención sobre “la facilidad con que se puede falsificar una visa nicaragüense”.
“Se pueden falsificar los sellos y la visa, así que es un tema que podríamos hablar con ellos (las autoridades de Migración y Extranjería). Podríamos recomendar el cambio de sellos o el establecimiento de algún tipo de visa que pueda garantizar que no sea falsificada fácilmente”, señaló.
Agregó que la visa nicaragüense está compuesta de varios sellos, no tiene foto, ni ningún tipo de seguridad. “Habría que valorar todos estos cambios, el problema es de (falta de) presupuesto que pueda aducir la Dirección de Migración, la cual no tiene el dinero para emitir visas que garanticen que no puedan ser falsificadas”, reiteró.