Política

Gobierno ha corrido a más de cien

* Cesanteados en ministerios apelan al discurso electoral de Ortega * Los ministerios del Trabajo, Hacienda, Fomento y DGI a la cabeza

Edgard Barberena

La Comisión de Asuntos Laborales de la Asamblea Nacional recibió ayer más denuncias sobre despidos que se están ejecutando en varios ministerios y que violentan la Ley 476, de Servicio Civil y Carrera Administrativa.
Alejandro Bolaños, presidente de la comisión parlamentaria, confirmó a EL NUEVO DIARIO que desde que asumió la presidencia de la estructura legislativa ha recibido denuncias de más de 100 despidos, tema que en los próximos días revisará con la titular del Mitrab, Janeth Chávez. Entre los despedidos por el nuevo gobierno hay personas del Ministerio del Trabajo, Dirección General de Ingresos, Economía y Hacienda y Crédito Público.
Celina Mena, una de las cesanteadas y quien laboraba en el Ministerio del Trabajo desde el año 2002, compareció ante la comisión legislativa y llamó al presidente Daniel Ortega a ser consecuente con su mensaje en el cual afirma que “somos hermanos nicaragüenses, y eso hay que ponerlo en práctica”.
María Herminia Martínez, quien era la responsable de la unidad de adquisiciones del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, demandó apoyo de los legisladores para que la reintegren y la reubiquen en la institución gubernamental que la cesanteó.

Empresarios mocionan sobre salario mínimo
Ayer mismo, la Cámara de Comercio entregó a la Comisión de Asuntos Laborales de la Asamblea Nacional una serie de mociones destinadas a practicarle cambios a la Ley del Salario Mínimo que se apresta a aprobar la AN la próxima semana.
Los criterios que recogen el sentir del sector empresarial fueron llevados a la estructura legislativa por el presidente de ese sector empresarial, José Adán Aguerri, y recibidos por el titular de la comisión legislativa, Alejandro Bolaños Davis.
Entre las mociones solicitan presentar en el plenario a la hora del debate de la ley de que las revisiones del salario mínimo deben ser anuales y no semestrales.
También los empresarios plantearon el tema de la definición misma del salario, “porque nosotros creemos que esto debe ser la combinación de dos cosas, por un lado satisfacer la necesidad del trabajador, pero por otro, tiene que haber una relación con la productividad”.

Los maestros
Por otro lado, la Confederación Nacional de Maestros de Nicaragua del departamento de Masaya se personó ayer en la Asamblea Nacional para demandar a los diputados aprobar la Ley del Salario Mínimo y mejorar el ingreso de los educadores cuando vayan a aprobar el Presupuesto de la República del presente año.
Alejandro Bolaños, Presidente de la Comisión Laboral, dijo que los educadores de Masaya demandaron que el salario mínimo sea de tres mil córdobas, para cubrir los productos de la canasta básica.

Escoba implacable en casa “mamón”
Más de cien trabajadores de la Casa Presidencial fueron despedidos ayer bajo la figura del artículo 111 del Código Laboral, en donde se les notifica solamente que la medida se debe a reorganización y reestructuración a la Ley 476 (Ley de Servicio Civil de Carrera Administrativa).
La masividad de los despidos arrasó hasta con los conserjes, afanadoras, conductores, el despacho del ex mandatario Enrique Bolaños y de la ex primera dama, doña Lila T. Abaunza de Bolaños.
Hasta ayer la Comisión de Asuntos Laborales de la Asamblea Nacional había recibido un poco más de un centenar de denuncias de despidos sin incluir los de la Casa Presidencial.
Uno de los afectados dijo a EL NUEVO DIARIO que la titular de Recursos Humanos de la Presidencia, ingeniera Marisol Serrano, les comunicó a los ahora desempleados que una buena parte de sus compañeros que de momento están de vacaciones también van a correr la misma suerte.
La escoba del gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional que prometió trabajo y paz, también arrasó con los trabajadores de la Secretaría de Comunicación, mantenimiento, cocina, la Oficina de Análisis de la Información, entre otras.
Afirman los quejosos que la nueva administración no respetó las acreditaciones de la Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa, pues buena parte de los corridos supuestamente estaban protegidos por dicha ley.