Política

Bush visitará Guatemala

* Periplo del presidente de Estados Unidos inicia en Brasil, seguirá por Uruguay, Colombia, Guatemala hasta llegar a México * Viaje será entre el 8 y el 14 de mayo

Nicaragua quedó fuera de la agenda del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, quien visitará Brasil y Uruguay en el Cono Sur, para luego ir a Colombia en la región andina y saltar de ahí a Guatemala y México.
Bush ha sido criticado durante sus dos períodos de gobierno por no atender adecuadamente la región y porque América Latina desapareció del radar del Departamento de Estado ante su afán por controlar Medio Oriente.
Sin embargo, los sucesivos triunfos de gobernantes de izquierda en las elecciones del 2005 y 2006 (Evo Morales, Hugo Chávez, Lula da Silva y Daniel Ortega), han despertado la alarma en la Casa Blanca.
Bush no visitará el eje compuesto por Managua-Caracas-La Paz, cuyos gobiernos se han declarado abiertamente antiimperialistas.
La agenda
Este viaje a efectuarse del 8 al 14 de marzo, “subrayará el compromiso de Estados Unidos con el hemisferio Occidental y destacará nuestros planes comunes de promover la libertad, prosperidad y justicia social, y ofrecer los beneficios de la democracia en los campos de salud, educación y oportunidades económicas”, se indicó en una nota de prensa de la Embajada de Estados Unidos.
En Sao Paulo, Brasil, Bush se reunirá con Luis Inácio Lula da Silva para abordar las necesidades de energía alternativa, entre otros temas.
En Montevideo, Uruguay, el mandatario estadounidense se verá con el presidente Tabaré Vásquez en reciprocidad a su visita de mayo de 2006. Tanto Lula como Vásquez son gobernantes de izquierda moderada. De ahí partirá hacia Bogotá, Colombia, para verse con su principal aliado en la región, Álvaro Uribe, a quien le reiterará su apoyo en la lucha contra el narcoterrorismo.

No se detendrá en Managua
De la región andina se dirigirá hasta Guatemala para encontrarse con Oscar Berger y hacer un poco de turismo étnico, --sin detenerse en la Managua gobernada por los sandinistas.
Finalmente visitará México, vecino y socio comercial de gran importancia para Estados Unidos. Ahí, Bush expresará su respaldo a Felipe Calderón en su afán de “hacerle frente a la pobreza y desigualdad de ingresos, restablecer el orden público, combatir la amenaza común del narcotráfico y robustecer nuestra relación económica”, según se dijo oficialmente.