Política

Sacudida antes de la unidad roja


El ex candidato a la Vicepresidencia por el PLC, José Antonio Alvarado, aseguró que si no hay un verdadero proceso democrático, por muchas elecciones internas que celebren, no habrá cambios ni reformas profundas en ese partido.
El político liberal también ha lanzado su propia propuesta para alcanzar ambas cosas, hacer elecciones primarias con padrón abierto y voto secreto, en el que participen todas las corrientes liberales y las fuerzas democráticas, y elegir de una sola vez a los candidatos a alcaldes, vicealcaldes y concejales, así como a los cargos directivos desde la comarca hasta el departamento, culminando con los convencionales.

Hasta nombre tiene
Incluso, su propuesta apunta a que si se logra unir a todas las fuerzas liberales, socialdemócratas, conservadoras, socialcristianas, resistencia; al final se forme un solo bloque político que bien puede llamarse Partido Nacional Demócrata.
“La propuesta del PLC es bastante buena, pero el problema fundamental son las desconfianzas que incluye a los aliados, por eso el proceso electoral debe ser abierto, con igualdad de oportunidades para todos”. Es más, dice que su propuesta simplifica lo que se ha venido señalando hasta ahora.
Sin embargo, llama la atención de que para que haya una verdadera transformación empezando por casa, en el PLC, el papel de las bases será determinante, de allí el vehemente llamado que les hace para que participen de lleno en todo el proceso y que se propongan, con el apoyo popular, como candidatos.

ALN: es unidad, no succión
Es unidad no succión lo que busca la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) con el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), advirtió ayer el diputado Eduardo Montealegre, tras reunirse con los representantes de los otros tres partidos que integran dicha alianza.
Montealegre almorzó ayer en un restaurante capitalino con los representantes de los otros tres partidos que componen la ALN: Indalecio Rodríguez, por el Partido Liberal Independiente (PLI); Oscar Sobalvarro, por la Resistencia, y Miguel López, por Alianza por la República (Apre). Faltó el quinto elemento: el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), cuyos destinos se gobiernan desde la hacienda El Chile.
Montealegre indicó que es prematuro auto-postularse como presidente de un nuevo partido liberal, tal como lo hizo ya el diputado del PLC, Wilfredo Navarro. “La auto-propuesta del doctor Navarro es su deseo, pero aquí creo que hay que comenzar a platicar antes de lanzar candidaturas”.
Asimismo descalificó la carta que le envió el PLC con alusiones personales. “Cuando alguien tiene un fuerte dolor de estómago, hay veces que lo mejor es evacuar lo que tiene en el estómago, eso es parte de lo que pasó ahí”, dijo Montealegre.
Hoy se reúnen las dos comisiones de reforma institucional y de unidad por la ALN y el PLC. Aclaró que no participarán en las elecciones internas del PLC. “Aquí no es succión”, recalcó.