Política

Presidente se expone a multas

* Ex embajador sandinista dice que es discusión diversionista * Ley, sin embargo, expresa otra cosa

El presidente de la República, Daniel Ortega, también utiliza el escudo sicodélico en su correspondencia oficial dirigida a misiones diplomáticas y organismos internacionales, según la copia de una carta obtenida por EL NUEVO DIARIO. De este modo el presidente se expone a una multa de doscientos a mil córdobas conforme a una reforma a la Ley de Símbolos Patrios efectuada en 2002.
La carta es la invitación que Ortega dirigió al cuerpo diplomático para asistir a su comparecencia a fines de enero en la que dio su saludo de Año Nuevo a los representantes de las misiones extranjeras.
El mandatario se hace firmar como “comandante Daniel” y el logotipo con el slogan “Unida Nicaragua Triunfa” sustituye al escudo nacional.
En 2002, hubo una reforma a la Ley de Símbolos Patrios y se estableció que las contravenciones a la misma constituyen “desacato o falta de respeto a los símbolos patrios” y “se castigará, según su gravedad y las condiciones del infractor, con multa de doscientos a mil córdobas, o con arresto hasta quince días si la infracción se comete con fines de lucro, la multa podrá imponerse hasta por dos mil córdobas y será aplicada gubernativamente”.
“Los representantes de las instituciones tendrán dos años para poner conforme a la presente Ley, el Estatuto Nacional, de lo contrario se les retendrá el sueldo hasta que cumplan con lo estipulado; de no hacerlo se les multará con tres meses de salarios”, dice la ley.

Correspondencia escandaliza
Josefina Vannini, Directora del Foro Educativo Eduquemos, lamentó esta nueva violación a la ley y a la Constitución. “Ningún gobierno debería tener logos, sino usar el escudo oficial. Esto es una ofensa a todos los nicaragüenses y ojalá recapaciten”, afirmó Vannini.
Reiteró que no es la primera vez que se violentan los símbolos patrios, pues en los años ochenta la bandera sandinista privó sobre la bandera azul y blanco. En la campaña electoral Ortega llegó al punto de colocarse la bandera de Nicaragua como capa de súper héroe y bailar con ella sobre los hombros en un acto partidario el 19 de julio pasado.
El manoseo de los símbolos patrios, consideró Vannini, “destruye los marcos de referencia que los niños tienen” sobre los mismos, pues una cosa les dicen en la escuela y otra ven en la televisión y en las comunicaciones oficiales del presidente de la República.
La ley establece que “es obligación de todo ciudadano respetar los símbolos patrios y rendir los honores correspondientes, con las solemnidades establecidas en las disposiciones legales vigentes”.
Los símbolos patrios están regulados por el Decreto No. 1908 “Ley sobre características y uso de los Símbolos Patrios” (1974), la Ley No. 432 “Ley de Reforma Parcial a la Ley sobre características y uso de los Símbolos Patrios” (2002) y un decreto del Ministerio de Educación de julio del año pasado, publicado en la Gaceta del 9 de agosto de 2006.
El miércoles el Parlamento también emitió una resolución en la que demanda al gobierno no seguir violentando la Ley de Escudo de Armas de 1908.

“Es discusión diversionista”
A juicio del historiador y ex diplomático sandinista Aldo Díaz Lacayo, lo único que está en discusión es si la Ley de Símbolos Patrios prohíbe expresamente, de forma absoluta o no, “logotipizar” el escudo nacional o si no lo prohíbe.
“Lo que está en discusión es si la letra de la ley es excluyente o no, y eso sólo lo puede resolver la Asamblea Nacional con una interpretación de la ley”, indicó.
Díaz recordó que todos los gobiernos han establecido logotipos para mercadear sus planes y posicionar favorablemente su imagen ante la opinión pública. Arnoldo Alemán tuvo su logo con la G, y Enrique Bolaños el mapa de la Nueva Era. Ahora está el escudo sicodélico. Todo es cuestión de mercadotecnia.
“Insisto”, dijo Díaz Lacayo, “lo único que está en discusión es si se puede logotipizar o no el Escudo Nacional, lo demás es una discusión diversionista”.