Política

“El FMI no es el diablo”


Esteban Solís

El vicepresidente Jaime Morales aseguró que el Gobierno de Nicaragua y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que están a las puertas de una negociación de un nuevo programa de ayuda, coinciden en que hay que conservar la salud macroeconómica, pero con flexibilidad y sensibilidad social cuya prioridad es el combate a la pobreza.
Morales, que por delegación ejecutiva es el enlace con los organismos internacionales, dijo a EL NUEVO DIARIO que eso quedó claro durante su reciente encuentro en Costa Rica con el director-gerente del FMI, Rodrigo de Rato, como también quedó claro que la sanidad macroeconómica camina de la mano con la estabilidad política.
Según el Vicepresidente, el FMI no es el “diablo” como lo han pintado muchos incapaces o ignorantes que tratan de buscar un chivo expiatorio de sus errores, los programas son nuestros, elaborados por los nicaragüenses.

“Negociaremos con seriedad”
Morales precisó que este Gobierno es responsable y con experiencia, y va a negociar al más alto nivel y con seriedad. “Ellos son conscientes que ha habido cambios y también están claros que muchas de las medidas que recomendaron no produjeron los beneficios que esperaban, los resultados fueron caóticos y ciertas privatizaciones fueron nefastas”.
En ese sentido el Vicepresidente enfatizó que la representación de Nicaragua va a presentar una propuesta de programa equilibrada, en donde se combine no solamente la parte macroeconómica con lo social, sino también de cara a fortalecer la microeconomía.
Morales anunció que a finales de este mes se va a reunir en Managua lo más selecto del empresariado centroamericano con el ánimo de invertir más en Nicaragua, y ya se ha confirmado un encuentro con el presidente Ortega.