Política

Interpol busca a quien extrajo cheques a diputados


Edgard Barberena

El ex diputado Miguel López Baldizón y el actual legislador Jorge Matamoros respaldaron ayer la decisión de la Contraloría General de la República (CGR) para que investigue el supuesto hurto de cheques por 80,000 córdobas que una empleada de la Asamblea Nacional sustrajo hace dos años de las oficinas del Legislativo.
El dinero sustraído correspondía a becas que ambos legisladores habían asignado a estudiantes de escasos recursos económicos.
La persona que hurtó los cheques, incluyendo uno de mil dólares que correspondía a un viático sobre un viaje de López Baldizón a un país europeo en misión del Legislativo, se llama María Aurora López Baca, quien está siendo buscada por Interpol (Policía Internacional).
Aunque la Contraloría no ha notificado a López y a Matamoros sobre su decisión de llevar a cabo una auditoría sobre el destino del dinero, el ahora asesor de la bancada de ALN dijo que solamente escuchó por un canal de televisión la decisión del ente fiscalizador de los bienes públicos.
“Me llamó la atención lo que dijo uno de los contralores, que con respecto al caso no se hizo uso del debido proceso. Efectivamente nosotros no manejábamos la información de que la CGR iba a emitir alguna resolución”, dijo.
Caso en Fiscalía
Confirmó que el caso de la pérdida de los cheques está en manos de la Fiscalía de la República, la que asignó a una fiscal para llevarlo ante “la denuncia que personalmente hice en el 2004, y que correspondería a una figura delictiva de hurto con abuso de confianza”.
Reveló que los cheques fueron sacados de la administración de la Asamblea Nacional sin cumplir con los procedimientos administrativos internos, hecho comprobado por peritos de la Policía, los que una vez que verificaron las firmas, se abocaron con las personas afectadas, quienes corroboraron que sus rúbricas habían sido falsificadas.