Política

Conservadores preocupados por unidad de aliados

* Disidentes verdes piden recuperar identidad * Presidenta del PC llama a debate interno para dirimir diferencias

Esteban Solís

Los intentos de una supuesta unidad de las dos corrientes liberales más fuertes, el PLC y la ALN, ha puesto en estado de alerta a un sector de la disidencia conservadora que ya le ha pedido a la directiva del partido de la bandera verde, aliada de Eduardo Montealegre, que replantee esa alianza y busque su identidad política.
William Báez, en representación de la corriente conservadora denominada los “Lilas”, llamó a la estructura oficial del partido a izar la bandera que tiraron, y recoger la camisa verde que escondieron.
“La alianza del Partido Conservador con la ALN los hizo perder su identidad, incluso, están violando los estatutos del partido que establece la creación de una bancada y no lo han hecho”, dijo Báez.
El dirigente conservador se pregunta a propósito de la supuesta unidad de los liberales: ¿va a unirse el Partido Conservador al PLC o sus directivos ya son liberales? Dice que a mucha gente entre las bases les preocupa la actitud de los líderes del partido que en la práctica ha desaparecido del mapa político.
Según Báez, no puede haber unidad si antes el PC no retoma su identidad como partido político con una tradición histórica.
Llama a unidad verde
Sin embargo, en tono conciliador, la presidenta del Partido Conservador, Azalia Avilés, llamó a todos los conservadores que están al margen de la estructura oficial, a que se acerquen al partido porque los trapos sucios se lavan en casa. Incluso, cuestionó el liderazgo de los Lilas, porque a su juicio, no tienen ninguna representación nacional.
“Este partido está abierto a todas las corrientes conservadoras para discutir, debatir en el seno de nuestra estructura, las desavenencias y las contradicciones, para superarlas y hacer un esfuerzo por la unidad”, dijo Avilés.
La presidenta del PC no ve a corto o mediano plazo la unidad de los liberales, sin embargo, si llegase a ser una realidad, van a replantear su alianza con la ALN. Aclara también que no han violado los estatutos del partido, pues el Consejo Nacional, máxima instancia de decisión después de la Gran Convención, ya discutió el tema de la bancada, pero el debate fue postergado y sigue abierto.