Política

Ortega: “Inconcebible destruir misiles”

* Llama a diputados a respaldar la no destrucción de los Sam-7 con sentido de patriotismo y defensa de la soberanía

Esteban Solís

El presidente Daniel Ortega dijo anoche que es absurdo e inconcebible pensar en la destrucción total de los cohetes Sam-7, porque recientemente el gobierno norteamericano aprobó renovar la flota aérea de guerra de Honduras.
Dijo que Nicaragua no puede aceptar ese tipo de situaciones porque se está presentando un escalamiento militar en la región, y en cualquier momento de confrontación, quien tiene la aviación tiene la capacidad de penetrar en el otro país en cuestión de minutos.
No descartó la posibilidad de que Nicaragua sustituya los cohetes que con el paso del tiempo se vayan destruyendo por su vencimiento, pero eso va a depender de que los centroamericanos “entendamos que no nos conviene ir por una carrera armamentista, sino más bien hay que detenerla y frenar cualquier paso en esa dirección.
Ortega instó a los legisladores a tomar en cuenta la decisión del gobierno de los Estados Unidos a la hora de discutir el asunto de la destrucción de los misiles, netamente defensivos, al contrario de los aviones de guerra hondureños, que son ofensivos.
Precisó que lo ideal sería que no se gastara en armamentos, pero la realidad es otra, “la realidad es que tenemos ejércitos por toda Centroamérica, incluyendo Costa Rica, que tiene una fuerza muy poderosa que le llaman Guardia Civil, con muchos recursos y mucho armamento”.
Nicaragua a la cabeza
en balance razonable
El mandatario informó que días atrás conversó sobre ese y otros asuntos con el comandante en jefe del Ejército, general Omar Hallesleven, no obstante, dijo sentirse preocupado por el tema de los cohetes porque Nicaragua es el país que mayor avance ha tenido en cuanto al desarme en el marco del balance razonable de fuerzas.
El jefe de Estado informó que no se ha comunicado con su colega de Honduras, Manuel Zelaya, porque la noticia sobre la renovación de la aviación de guerra en ese país es reciente, pero le preocupaba el hecho porque Nicaragua no cuenta con aviones ofensivos ni tampoco helicópteros. El Salvador también cuenta con aviones de guerra.
No hay condiciones
para destruir misiles
“Yo quiero llamar la atención a los diputados, como nicaragüenses, como patriotas, a hombres y mujeres, que independientemente de las diferencias políticas, tenemos que velar por la soberanía e integridad de nuestro país”, clamó el jefe de Estado.
Dijo que si por un lado se va a renovar la flota aérea de guerra de Honduras y por otro lado se nos va a pedir aquí que se destruyan los cohetes, sería absurdo e inconcebible. El presidente dijo que no hay condiciones para deshacerse de todos los misiles, aunque el cohete que caduque su período, se va destruyendo.
Habla Obando
El mandatario hizo estas declaraciones tras visitar al cardenal Miguel Obando, que ayer celebró 81 años de vida. Ortega, que llegó acompañado de la primera dama, Rosario Murillo, le entregó varios regalos al ex arzobispo de Managua.
El cardenal Obando, al comentar sobre el asunto de los cohetes, dijo que piensa que Ortega hablará con el presidente Zelaya al respecto porque las guerras solamente dejan muertes, y hay que encaminarse por la senda de la paz.
Dijo que el Ejército y la Asamblea Nacional tienen la última palabra alrededor de los misiles, pero confía en que no haya un escalamiento del armamentismo que desemboque en una confrontación y “nos arreglemos por los cauces civilizados”.
Democracia y América Latina
También informó que conversó con el Cardenal sobre temas latinoamericanos y los avances que en materia política ha experimentado el gobierno de Venezuela, tras destacar que en ese país sudamericano, cuyo presidente Hugo Chávez ha sido criticado por algunos de sus homólogos del continente, la Constitución establece el referendo revocatorio que puede sacar de la primera magistratura al gobernante.
Para Ortega eso es un avance en cuanto al ejercicio de la democracia en América Latina. Incluso, recordó que Chávez, a quien una vez más le ha externado su apoyo, ha sido el presidente que ha sido sometido a más elecciones en un período de ocho años.
Les recordó a dos de los más recientes críticos de Chávez, los mandatarios de México y Costa Rica, Felipe Calderón y Oscar Arias, respectivamente, lo que de ambos dijo el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, de que ganaron sus elecciones con pocos votos de diferencia.