Política

Morales Carazo, la cara ante el FMI

* Podría tener funciones similares a las del ex vicepresidente Sergio Ramírez

Esteban Solís

El vicepresidente de la República, Jaime Morales, asumirá en las próximas horas, mediante decreto Ejecutivo, un sinnúmero de funciones que van desde la atención directa al sector bancario, financiero e inversiones, enlaces con las entidades multilaterales, entre ellas el FMI y el Banco Mundial, hasta ser el principal asesor del mandatario Daniel Ortega en asuntos de turismo, medioambiente y zonas francas.
El paquete de funciones asignados a Morales supera con creces los desempeñados por sus antecesores en los últimos 17 años, solamente comparados, quizá, con el rol que el mismo Ortega le dio en la década de los 80 al entonces vicepresidente Sergio Ramírez.
Morales dijo a EL NUEVO DIARIO que también le ha sido confiado la orientación, coordinación y seguimiento de las políticas y proyectos de impacto nacional en esos sectores.
“El presidente Ortega solicitará a los ministros, así como a funcionarios de entidades autónomas vinculados a las áreas que serán atendidas por el vicepresidente, que me den todo el apoyo y cooperación”, remarcó Morales.
Otra de las promesas de Ortega hechas a Morales cuando lo invitó a que fuese su compañero de fórmula y que formalizará muy pronto, es la delegación en su persona para representarlo en eventos nacionales e internacionales.
Viajará a Costa Rica
Un ejemplo de este compromiso que se hará realidad en las próximas horas es que el vicepresidente Morales viajará en el curso de esta semana a San José, Costa Rica, acompañado del titular del Ministerio de Fomento, Horacio Briones, para participar en un foro centroamericano sobre integración e inversiones que es patrocinado por el FMI y el Banco Mundial.
Los programas que manejaba la Vicepresidencia, muchos de ellos “parasitando”, como dice el propio Morales, entre ellos el Sinapred, la Ucresep y tal vez la Presidencia del Consejo Nacional de la Educación así como el Consejo de Ciencia y Tecnología, a sugerencia suya podrían pasar a ser administrados por la Presidencia de la República.
Morales admite que las nuevas atribuciones de la Vicepresidencia le dan una dimensión moderna y dinámica a esa entidad. “El presidente Ortega ha querido darle una nueva dimensión al rol del vicepresidente a tono con las exigencias que demanda este país para combatir la pobreza”, comentó.
Destaca que Ortega, con estas atribuciones a la Vicepresidencia, le da una gran relevancia a las relaciones de su Administración con los organismos multilaterales y de cooperación.