Política

“Reconciliación, desarrollo económico y justicia social”

* Promete “rostro humano” en nuevo gobierno * “Vamos a honrar nuestro compromiso”, anota, al referirse a la deuda interna y externa

William Briones

El nuevo titular del Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP), Alberto Guevara Obregón, aseguró a EL NUEVO DIARIO que durante el gobierno del presidente Daniel Ortega, la economía de Nicaragua tendrá “rostro humano”, la que rechazó etiquetar como fondomonetaristas o anti fondomonetaristas.
Reconoció ser poco conocido en el ámbito público, y detalló su amplio currículo profesional, razón por la que fue llamado para ocupar ese puesto, el pasado 24 de diciembre.
Egresado de Economía, en el Recinto Universitario “Carlos Fonseca Amador” (Rucfa) y del Programa Interamericano de Macroeconomía Aplicada (PIMA), de la Pontificia Universidad Católica de Chile, asimismo, de Máster en Economía Pública y Desarrollo y de Economía Financiera.
En el Banco Central de Nicaragua (BCN), donde laboró siete años, recibió entrenamiento en el Programa de Sostenibilidad de la Deuda, Sistema de Cuentas Nacionales y Programas Estadísticos, para el Manejo de Sistemas de Información.

¿Este gobierno va a trabajar de cerca con los organismos financieros internacionales?, entiendo que una misión del FMI está próxima a venir a Nicaragua.
Vamos a continuar desarrollando los esfuerzos en que se ha avanzado, por supuesto que vamos a conversar y a negociar con ellos, porque este gobierno realiza esfuerzos concretos para lograr la capacidad de negociación con los organismos financieros internacionales, que no rompan la estabilidad macroeconómica, pero contribuyan en todos los esfuerzos, para coadyuvar a combatir la pobreza.

¿Eso no los hace un gobierno fondomonetarista?
No vamos a entrar en un litigio por términos. No somos fondomonetaristas, monetaristas ni neoliberales. Vamos a desarrollar un trabajo, orientado a lograr que se cumpla todo lo que prometimos al pueblo de Nicaragua.
Vamos a desarrollarnos en todos los campos que nos permitan, pero no pueden decirnos que somos fondomonetaristas ni anti fondomonetaristas.

Las prioridades de 2007
¿Cuáles serán las tareas a priorizar en este año 2007?
En primer lugar, garantizar la estabilidad macroeconómica. Mantener buenas relaciones con los organismos internacionales, para lograr una mayor reducción de la pobreza, la deuda externa e interna, además de identificar nuevas fuentes de ingresos, para obtener mayores recursos.
Tenemos grandes retos, por los objetivos que nos hemos propuesto. La primera prioridad de este Gobierno es ir eliminando poco a poco el hambre, la pobreza, la exclusión social y económica que padece una gran parte de la población nicaragüense.
Hay tareas que están relacionadas con el mejoramiento de la posición financiera del país, las negociaciones que están pendientes. Vamos teniendo buenas noticias, como el proceso de condonación que recientemente aprobó el BID (Banco Interamericano de Desarrollo), aunque habrá que ver el caso particular de cada país, cómo va a ser el mecanismo, si los resultados serán benéficos a corto o mediano plazo. Eso es lo de menos, lo principal es que la voluntad está dada y nosotros lo tomamos como una tarea importante.
Estamos supervisando y controlando el proceso para mejorar la deuda de Nicaragua. Estamos trabajando en esa dirección, buscando los mejores mecanismos que permitan al país un saneamiento financiero, liberar recursos para destinar a la lucha contra el hambre, la pobreza, exclusión social y económica. Son las prioridades que tenemos planteadas.

¿Cuando menciona la deuda, se refiere a la interna y a la externa?
Estamos trabajando en función de ir resolviendo esos problemas que obstruyen la posibilidad de dedicar más recursos a la educación y a la salud. Tenemos que enfrentar cargas financieras, que en cierto momento limitan la posibilidad del crecimiento económico.
Es importante que quede claro, sin embargo, que vamos a honrar nuestro compromiso, estamos buscando mecanismos que permitan facilitar el proceso de liberar recursos, para que el país tenga disponibilidad de luchar contra el hambre.

¿Es factible el funcionamiento del Ejecutivo, con el actual presupuesto?
Hay que reformular el Presupuesto General de la República para que se vaya acercando lo más posible a los objetivos que persigue el Gobierno.
El presupuesto 2007, que fue enviado por el (ex) presidente Enrique Bolaños, creado por su equipo, está vigente, pero no ha sido aprobado por la Asamblea Nacional.
Se requiere hacer los ajustes que se puedan, porque no estamos interesados en encerrarnos en el presupuesto. Queremos que se ajuste lo más posible a la lógica de las acciones, las políticas que queremos desarrollar y que hemos ofrecido a este país.

Reformas y Estado moderno
¿Hay fecha para las reformas al presupuesto?
No quisiera establecer tiempos. Tenemos como tarea prioritaria hacerlo, e inmediatamente entrar a la formulación del nuevo presupuesto (del año 2008), porque ya casi vamos a ir cayendo en su elaboración.

El presidente Ortega presentó al Parlamento una iniciativa que reforma el funcionamiento de algunas instituciones del Gobierno, que significaría reestructurar el presupuesto de esas instituciones.
Se deberá incluir en las reformas que se pretenden hacer. Si hay nuevas instituciones, no hay recursos presupuestados para ello y habrá que hacer las previsiones necesarias para que funcionen. En otros casos, si hay fusiones o agregación de entidades, habrá que hacer los ajustes necesarios para que funcionemos de manera eficiente y ágil, como corresponde a un Estado moderno.

En el caso particular de la Presidencia de la República, asumo que su traslado al “Olof Palme” alteró los recursos destinados para este año, considerando que debieron hacer grandes inversiones en un edificio casi en ruinas.
La idea es que no se afecten sustantivamente los techos presupuestarios. Se harán todas las previsiones necesarias, para que el país funcione normalmente.

Algunos sectores han especulado sobre una posible fuga de capital, ¿hay indicios de que eso ocurre o pueda ocurrir?

Nada de lo que ocurre en el mercado emite señales de ese tipo. Las señales que ha dado el compañero Daniel (Ortega) han sido claras, en el sentido de que estamos interesados en que haya un ambiente de negocio que favorezca la inversión, un ambiente económico que permita a los inversionistas venir a hacer negocios a Nicaragua, que permita generar empleos, para que Nicaragua salga del ostracismo al que se le ha sometido, con la práctica económica, política y social de los últimos años.
A su consideración, ¿cuáles son los alcances y beneficios para la economía nicaragüense, de los acuerdos que suscribió el presidente Ortega con sus homólogos de Venezuela e Irán?
Estamos abiertos a cualquier país que nos quiera ayudar, en esta titánica lucha por acabar con la pobreza en Nicaragua.

El esfuerzo de los hermanos venezolanos, cubanos y otros amigos, que han mostrado interés en contribuir para que Nicaragua acelere el proceso para salir de la pobreza, con cooperaciones significativas, que van a implicar desarrollo económico y social, de infraestructura, producción y energía, que se ha convertido en algo muy sentido para el país, para la población, el desarrollo de sectores relevantes, que van a constituir una base fundamental para nuestro crecimiento y desarrollo futuro, es bienvenido, y nada de eso va a afectar los equilibrios macroeconómicos fundamentales que están planteados. Vamos a hacer las previsiones necesarias para que todo se canalice adecuadamente.

Se dice que no hay contradicción entre ALBA y TLC.
Es la idea. No hay contradicción entre uno y otro, porque ambos representan oportunidades para que nuestros productores --una vez que reactivemos la producción a través del crédito y las políticas que vamos a desarrollar para contribuir con que pequeños y medianos productores pasen a formar parte de los agentes activos del desarrollo económico del país--, tengan mercados seguros en el norte, sur, este y oeste.

Con una política de apertura total al mundo, estamos garantizando a nuestros productores un mercado seguro en todos lados, ellos deberán decidir dónde les conviene, la señal de los mercados les orientará lo que deben tener sus productos, pero en el fondo, lo que estamos haciendo es expandiendo las oportunidades de comercio y consumo para los nicaragüenses.

Estabilidad macroeconómica y bienestar social
Para el titular del MHCP, Alberto Guevara, “el norte” de su gestión en esa institución, se centra en los tres principales ejes del nuevo gobierno: reconciliación nacional, desarrollo económico y justicia social, para comenzar a frenar la pobreza en Nicaragua.

Su nombramiento ha sorprendido por ser poco conocido en el ámbito público

No cabe que haya sorpresas, porque por primera vez en Nicaragua, después de 16 años, llega al poder una alianza que cumple sus promesas de campaña.
Soy un profesional con las credenciales académicas idóneas para el cargo, con experiencia en el BCN y de negociación necesaria para manejar los asuntos con los organismos internacionales.
Contamos con un equipo de profesionales de alto nivel, que trabajará para lograr lo que prometimos en las elecciones y pretendemos cumplir.
Hay razones muy claras de ser poco conocido, pero soy un profesional que ha escalado por sus propios méritos.

¿En qué consiste el rostro humano que pretenden imprimirle al MHCP?
Parte del diseño en la oferta electoral, que hizo la Alianza Unida, Nicaragua Triunfa, que integran tres ejes: reconciliación nacional, desarrollo económico y justicia social. Son los tres grandes ejes de la campaña, y vamos a trabajar en función de cumplirlos.
El rostro humano consiste en que trabajaremos seriamente en mantener la estabilidad económica lograda, y el trabajo que se desarrolla con la comunidad financiera internacional y la cooperación internacional, pretende no poner en riesgo la calidad de vida de los nicaragüenses.
Vamos a enfatizar en que la estabilidad macroeconómica comience a trasladarse al bienestar social. No tiene sentido que nos vanagloriemos por determinadas tasas de crecimiento económico, inflación de un dígito y estabilidad en los tipos de cambio, si por otro lado, hay un deterioro dramático en la calidad de vida de los nicaragüenses, si todas la políticas redundan en mayor pobreza. Lo cierto es que hay más pobres en Nicaragua.

Frenar círculo vicioso
¿Cómo lograr el desarrollo económico y justicia social a la vez?
Las prioridades del desarrollo económico y social, deben enfocarse en las prioridades de la lucha contra la pobreza.
Los esfuerzos que tenemos que desarrollar, como país, deben tener en primer lugar, la prioridad de generar empleos, políticas sociales que contribuyan a que ese círculo vicioso de la pobreza, comience a frenarse en Nicaragua, que en algún momento se revierta hasta que desaparezca del país.

A propósito de justicia social, se aprecian las modificaciones en educación y salud, para beneficio de los usuarios, cosa que trastoca las asignaciones presupuestarias.
En primer lugar, lo que necesitamos es que el Estado sea más funcional, más eficiente. Para financiar parte de esas demandas históricas de la población, en salud y educación, tenemos que liberar recursos.
En este momento, estamos revisando cómo está formulado el presupuesto, la idea es que sin expandir los techos establecidos para las instituciones, a lo interno de éstas se hagan los ajustes necesarios, las provisiones necesarias, para liberar esos recursos que se necesitan destinar a la acción social, para resolver los problemas sociales que están planteados.