Política

Especialista cuestiona capacidad del Parlacen

* Alfredo Trinidad observa que mientas el Parlamento Europeo labora 260 días al año, el organismo centroamericano lo hace sólo 75 días

William Briones

La integración regional, que teóricamente es lo que busca el Parlamento Centroamericano (Parlacen), funcionaría con agilidad si los empresarios, sindicatos y partidos políticos contemplaran el tema de integración en sus idearios y programas políticos, considera el guatemalteco Alfredo Trinidad, quien por muchos años ha laborado en el sistema de integración regional.
A su consideración, éste es uno de los obstáculos de la integración, que en los últimos años se ha limitado a debatir sobre la zona de libre comercio y la unión aduanera, sin concretarlo.
“Hay una integración real y sólida que existe en este mundo globalizado, que se vuelve un imperativo absoluto y avanza a pesar de la estructura de los gobiernos. La ciudadanía no percibe los beneficios de la integración, el CA-4 es una ficción de la integración, que se volcó a lo económico”, insistió.
Observó que después de 40 años hablando del tema, la región debiera tener una región próspera, considerando que existen unos cuatro mil millones de dólares en intercambio interregional, producidos por ocho mil empresas, que a la vez generan unos dos millones de empleos. Sin embargo, existe una inmensa desigualdad e iniquidad.

Días hábiles de parlacénicos
Recordó que Centroamérica busca el desarrollo conjunto de las naciones miembros, desde los años 60, cuando se suscribe un tratado económico general, pero el tema se reactiva en 1987 con el Acuerdo de Esquipulas.
“Independientemente de la pacificación y democratización, se incrementa la integración en el campo político. Surge el Parlacen, que a la postre debatiría aspectos ambientales y sociales que antes no los teníamos, con énfasis en lo cultural y educativo, pero no hemos aprovechado los mejores planes de estudios”, anotó Trinidad, quien hizo una disertación en Managua, invitado por la Fundación Esquipulas para la Integración Regional y Cultural.
Considero que el problema del Parlacen no es la institución en sí, sino la competencia que le otorgaron como órgano de recomendación. “Es como tener un equipo de fútbol con las mejores estrellas, pero está en banca. Falta inserción en la parte política para el debate”, afirmó.
Trinidad comparó los resultados del Parlamento Europeo y el Parlacen. “En término mecanicista, allá (en Europa) se reúnen para trabajar 260 días hábiles al año, y acá lo hacen 75 días. Eso marca una diferencia del concepto que los partidos tienen de esas instancias”, comparó.
El Parlacen eligió recientemente al sandinista Francisco Campbell y a la liberal María Haydée Osuna, como Vicepresidente y Secretaria, respectivamente, por el capítulo Nicaragua.