Política

Granera: “Retiro de Alonso es normal”

* Otras fuentes dejan entrever que comisionado mayor Alonso, nombrado y condecorado por Bolaños, fue separado por desconfianza política

Consuelo Sandoval

Casi de forma simultánea a la aprobación en el Parlamento de las reformas a la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo que concedió la facultad al presidente Daniel Ortega de disponer del retiro de los jefes intermedios del órgano de seguridad, fue removido de la jefatura de Seguridad Personal el comisionado Jairo Alonso.
La comisionada general Aminta Granera, dijo ayer a EL NUEVO DIARIO que no existe nada anormal detrás de los movimientos y que el retiro del comisionado mayor Alonso corresponde con su tiempo de servicio cumplido en la institución.
Alonso dirigía la escolta del presidente Enrique Bolaños, ante quien habría intrigado para que Pérez fuese removido del cargo, razón por la cual, él asumió desde el 12 de agosto del año 2004, reveló otra fuente.
La caída de Pérez de la jefatura de Seguridad Personal obedeció, según sus propios compañeros de trabajo, a supuestas intrigas que habría metido Alonso a Bolaños, quien comenzó a desconfiar de su desempeño.

Las intrigas
Un alto jefe de la Policía Nacional que por razones obvias prefirió el anonimato, reveló en esa oportunidad: “Él tenía rato de tratar de ser jefe de Seguridad Personal y por ambiciones personales le serruchó el piso a Denis Pérez, consiguió el propósito, pero de esa forma, y la orden vino de Bolaños. La jefatura no pudo hacer nada, él (Alonso) pasó por encima de toda la jefatura nacional que se encuentra sumamente molesta, además que violentaron la Ley 228”.
Pérez, al momento de ser sustituido por Alonso, poseía una experiencia de 25 años en esa especialidad e irónicamente será quien lo sustituya en el cargo a partir del próximo lunes.
Seguridad Personal, adscrita a la Jefatura Nacional de la Policía, es la encargada de resguardar la integridad física del presidente y del vicepresidente de la República, la primera dama y presidentes de Poderes del Estado, así como de los dignatarios que visitan nuestro país.

Pérez desestima versiones
De allí surge la tesis entre la oficialidad policial de que el presidente Ortega puso particular interés en colocar en el puesto a una persona de su entera confianza.
Sin embargo, Pérez desestimó esa versión y atribuyó su reasignación en el puesto a su experiencia en esa especialidad.
“No porque nosotros somos apolíticos, no tenemos que ver con cuestiones políticas, somos apartidistas y apolíticos. Mi criterio es que mi retorno a Seguridad Personal es por mi experiencia acumulada básicamente”, insistió Pérez, quien alegó que su salida de esa dirección en agosto del año 2004 obedeció a que había cumplido con los tres años de ejercicio que establece la ley.
Sin embargo, la experiencia contradice la afirmación de Pérez porque en menos de dos años se ha desempeñado como jefe de las delegaciones de Rivas y Chontales.
Colaboración de Heberto Rodríguez