Política

Gobierno debe abrir guaca internacional


Consuelo Sandoval

Los diputados que integran la Comisión Económica presionarán al gobierno del presidente Daniel Ortega para que les proporcione información acerca de los organismos financieros internacionales que designan exorbitantes sumas de dinero al pago de salarios de ciertos funcionarios públicos provenientes de los préstamos que conceden a nuestro país para combatir la pobreza.
El diputado sandinista José Figueroa aseguró que esos astronómicos salarios que son cargados a la deuda externa de Nicaragua, no se reflejan en el Presupuesto de la República, razón por la cual exigirán mayor información para que se hagan las correcciones del caso.
“La Comisión Económica va a demandar información y a presionar para que los organismos que están actuando de esta manera, rectifiquen en cuanto a pagar esos salarios a funcionarios del Estado. Yo solamente conocía el salario de Luis Durán, que era de 20 a 25 mil dólares en la administración de Arnoldo Alemán”, declaró Figueroa.

Ortega tiene que dar nombres
El legislador se refería a la aseveración de Daniel Ortega, el pasado 22 de enero, quien denunció: “Es decir, organismos internacionales que le prestan, que obligan al Estado nicaragüense a asumir deuda, para pagar salarios de hasta... US$ 45 mil o 47 mil dólares mensuales..! ¡una cosa increíble! Otros de 30 mil, 20 y pico mil... ¡una cosa impresionante!”.
En esa oportunidad, Ortega sugirió a esos organismos que si realmente quieren ayudar a Nicaragua, deberían destinar más de 40 mil dólares al programa para combatir la pobreza, y tres al pago de esos asesores internacionales.

Las inequidades
Por su parte, el diputado liberal Wilfredo Navarro, censuró a los organismos financieros porque según él, realizan “un pingüe negocio” con la ayuda a Nicaragua.
“La mayor parte de los recursos que viene en ayuda se van en sueldos y salarios de los asesores que traen los organismos internacionales para impartir una charla o un seminario que lo puede impartir un nacional, y es tan dispar el manejo que cuando contratan a un nicaragüense le pagan el 10 por ciento de lo que devenga un funcionario internacional. Ellos mismos se recetan los recursos y se despachan con la cuchara grande con grandes salarios”, criticó Navarro.
Dijo que los organismos internacionales realizan “un negocio redondo” con el apoyo que le dan a los Organismos No Gubernamentales (ONG), a cuyos representantes les asignan salarios y dinero para que dirijan sus políticas vinculadas con intereses de esas instituciones financieras.
“Ese dinero que debiera venir para el Estado de Nicaragua y va dirigido a la mal llamada sociedad civil, que todos ganan salarios 3 mil 4 mil dólares, y tienen beneficios de los que no goza ningún funcionario de Estado”, reprochó Navarro.