Política

Empresarios turísticos preocupados por destino de Intur


El presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Industria Turística (Cantur), Juan Iván Bugna, expresó la inconformidad de este sector por las reformas que, a petición del Ejecutivo, pueden hacerse a la Ley 290, especialmente las relacionadas con el articulado donde el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) sería una dependencia del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio.
Según la Ley de Reforma y Adición a la Ley 290, Ley de Organización, Competencia y Procedimientos del Poder Ejecutivo que el presidente Daniel Ortega envió con carácter de urgencia a la Asamblea Nacional, el Intur deja de ser un ente descentralizado bajo la rectoría de la Presidencia de la República, para pasar a serlo del Mific.
Una de las razones por las que la directiva de Cantur se opone a este cambio es que “la burocracia en el Intur se duplicará” y no se conocen con certeza los cambios que esto pueda originar.
Incongruencias
Bugna recordó que durante la campaña electoral el diputado Tomás Borge, enviado por el Frente Sandinista, dijo que “el turismo es la tabla de salvación de la economía nicaragüense”, pero con esta reforma el gobierno reduciría “el perfil del Intur”, como consideran diversos empresarios privados que trabajan en el sector turístico.
En un encuentro que la directiva del Cantur tuvo con el recién designado director ejecutivo del Intur, Mario Salinas Pasos, según explica Claudia Obregón, vocera de la Cámara, éste se mostró muy interesado en promover a los micro, pequeños y medianos empresarios turísticos, a través del mercadeo y el acceso a financiamiento.
Cantur cuenta con 14 mil afiliados y tiene representación en todos los departamentos del país. Dueños de hoteles, de restaurantes y artesanos agrupados en cooperativas son algunos de los afiliados a Cantur, cámara que genera 200 millones anuales a la economía de Nicaragua, según expresó el presidente de la misma.