Política

Ortega echa pie atrás

* El presidente reconoce que la reforma propuesta tenía roces con la Constitución * Jefes de Policía y Ejército complacidos y todo sigue igual

Ary Pantoja

El presidente de la República, Daniel Ortega, echó pie atrás con la reforma al Poder Ejecutivo en lo concerniente al control presidencial sobre la Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua. Ortega, a través de su asesor presidencial, Bayardo Arce, reconoció ante la Junta Directiva de la Asamblea Nacional que su propuesta tenía roces con la Constitución.
El asesor presidencial compareció ayer ante la Junta Directiva de la Asamblea Nacional para “rectificar” la propuesta de reforma presentada por Ortega. A la cita también asistieron el jefe del Ejército de Nicaragua, general Omar Halleslevens, y la Directora General de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera.
“Fuimos enviados por el presidente para explicar a la Junta Directiva de la Asamblea la lógica del proyecto de ley de reforma a la organización y funcionamiento del Poder Ejecutivo, y presentar algunas rectificaciones del proyecto de ley que el presidente consideró justas y correctas”, dijo Arce al salir de la reunión.
Las “rectificaciones”
Las “rectificaciones”, dijo Arce, consisten en que el Ministerio de Gobernación continuará siendo el “enlace” entre la Policía Nacional y el presidente de la República, tal como lo establece el artículo 97 de la Constitución. “El Ministerio de Gobernación dirige la Policía”, enfatizó.
“En el proyecto (de reforma) original y con base en el artículo 97 de la Constitución, el presidente (Ortega) había decidido atender directamente a la Policía para darle una señal al pueblo nicaragüense de que la seguridad ciudadana va a ser una prioridad de su gobierno. Sin embargo, la inquietud que transmitieron distintos diputados en el sentido de que podría haber un roce constitucional, el presidente considera que tenían totalmente la razón”, explicó Arce.
DID al Ejército
En el caso del Ejército, agregó Arce, nunca hubo roces constitucionales y, por el contrario, “se le está fortaleciendo en aras de dar una señal de tranquilidad ciudadana”.
Es así que con la reforma a la Dirección de Información para la Defensa (DID) --entidad que maneja la inteligencia militar--, pasa al control directo del Ejército de Nicaragua y deja de estar bajo la tutela del Ministerio de Defensa.
“El Ministerio de Defensa si bien es un ministerio civil, también es un ministerio político, es un cargo que nombra el Presidente, y por tanto, el hecho de que un funcionario político sea quien dirija la recolección de información podía llevar a la tentación de que esa información se utilizara mal. (Con la reforma) se devuelve la DID al Ejército, que es un cuerpo apartidista, apolítico y profesional”, señaló Arce.
Halleslevens complacido
El jefe del Ejército, general Omar Halleslevens, se mostró complacido con la propuesta de reforma, sobre todo por el traslado de la DID al ámbito militar. Halleslevens aprovechó para pedir que en la reforma se traslade oficialmente la Dirección de Defensa Civil al control del Ejército.
En la actualidad, Defensa Civil está regida por el Ministerio de Defensa, “pero en la práctica ha estado bajo el control del Ejército, y por ello queremos que se legalice lo que en la práctica se hace”, dijo el jefe militar.
Policía también
Por su parte, la directoral general de la Policía Nacional, Aminta Granera, se mostró igualmente complacida con las “rectificaciones” presentadas por el Ejecutivo.

“Rectifican” con el Ministerio de Energía
Arce también aclaró que se “rectificarán” algunas facultades que tendría el Ministerio de Energía e Hidrocarburos que se pretende crear con la reforma a la Ley de Organización, Competencia y Funcionamiento del Poder Ejecutivo.
Según Arce, algunas de esas facultades ya están definidas, pero para el ente regulador del sector, es decir, el Instituto Nicaragüense de Energía (INE).
“Las funciones del Ministerio de Energía tocaban funciones del órgano regulador, entonces estamos pidiendo que a la hora del debate (de la ley de reforma) le quiten esas funciones al Ministerio de Energía y le queden al INE”, señaló.
Trámite de urgencia en veremos
Mientras el primer secretario de la Asamblea Nacional, Wilfredo Navarro, insiste en mandar a comisión el proyecto de ley de reforma para su respectivo análisis; el asesor presidencial enfatizó el “carácter de urgencia” para aprobarlo.
Según Arce, es necesario que se aprueben las reformas lo antes posible, primero porque están pendientes varios nombramientos de funcionarios que dependen de las entidades que se crearán mediante las reformas; y segundo, porque mientras no se creen las nuevas instancias, se atrasará la aprobación del Presupuesto General de la República que regirá en el 2007.