Política

Reelección enfrenta a políticos criollos

* Posiciones encontradas entre aliados y FSLN, y entre liberales de varias tendencias * ¿Por qué no puede haber?, se pregunta Roberto Rivas

La clase política nicaragüense se ha enfrascado en una virulenta polémica por las supuestas amenazas de la posible reinstauración de la reelección presidencial mediante una profunda reforma constitucional, y el tema ha generado incluso una controversia interna en las agrupaciones partidarias.
Sin embargo, el presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, a quien se ha atribuido la propuesta, negó la versión y desestimó que el Frente Sandinista tenga la pretensión de promover enmiendas constitucionales para reelegir en el cargo para un nuevo período al presidente Daniel Ortega, quien asumió el cargo el pasado diez de enero.
“Me preguntaron en una entrevista acerca si entraba o no la reelección en una posible reforma a la Constitución, y yo les dije claramente que no hay una posición del Frente Sandinista, pero si usted me pregunta a mí, yo le doy mi opinión personal, y respondí que actualmente hay reelección alterna, yo prefiero dos períodos sucesivos (continuos), y después nadie más se reelige. No es una política del Frente, no es una propuesta con nombre y apellido, es una opinión individual”, aclaró..
Jarquín critica a Núñez
No obstante, el diputado Agustín Jarquín, electo por la Convergencia Nacional, aliada del FSLN, se declaró opuesto a la reelección presidencial y criticó a Núñez por verter su opinión, que aunque sea personal, no deja de vincularse al partido en el poder.
Dijo que las afirmaciones de Núñez fueron apresuradas “porque aunque sea una opinión personal, la lectura que existe afuera es otra, y nos distrae, lo mismo que al Gobierno y a las otras fuerzas políticas sobre la búsqueda del consenso de los temas fundamentales”.
Advirtió que su opinión es compartida por otros integrantes de la Convergencia que están en la bancada sandinista.
Liberales del PLC enfrentados
El tema ha levantado una polvareda a lo interno del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y desde ya tiene enfrentados a su máximo líder, Arnoldo Alemán, y al ex candidato presidencial José Rizo.
Alemán considera que debe mantenerse en la Constitución Política la reelección presidencial alterna, y Rizo está a favor de la no reelección absoluta. Está claro que la insistencia del ex mandatario en que se preserve esa disposición constitucional es porque tiene aspiraciones de retornar al poder.
Rizo, por su parte, ha asegurado a EL NUEVO DIARIO que no es sana la reelección en Nicaragua, porque a lo largo de dos siglos “nos ha fracturado, nos ha provocado conflictos y guerras”.
En iguales términos se refirió el también ex candidato presidencial por la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Eduardo Montealegre, quien advirtió que se opondrá a la reelección.
“Esos deseos de los caudillos de querer decir que hay reelección es totalmente en contra de lo que el pueblo quiere, y no vamos a aceptar ni el pueblo de Nicaragua ni ALN. 100, 200, ó 300 mil personas nos respaldarán en contra de esa posición, estamos listos a levantar esa bandera, aquí no puede haber reelección”, sentenció.
El presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, a quien vinculan al Frente Sandinista, se pronunció abiertamente a favor de la reelección presidencial continua, “siempre y cuando sea el pueblo el que decida, y de una forma democrática”.
“Yo creo que en tanto existan los mecanismos donde el pueblo pueda seleccionar a sus gobernantes de forma directa, transparente, honesta, y que no se trate de un fraude, no le veo ningún problema a la reelección”, señaló.
Reelección: ¿por qué no?
Rivas insistió en apoyar una reelección, siendo que otros países del continente contemplan en sus leyes esa posibilidad, y citó como ejemplos Estados Unidos, Colombia, Brasil y Venezuela, cuyos gobernantes, George W. Bush, Álvaro Uribe, Luiz Inácio Lula Da Silva y Hugo Chávez, respectivamente, desempeñan su segundo período consecutivo después de resultar reelectos.
(Con la colaboración de Ary Neil Pantoja y Edgar Barberena)