Política

¿Contrarreforma a la Constitución?

* Propuesta de ALN comienza a construir consenso entre varios políticos, incluyendo a los del PLC * FSLN es una caja de Pandora en materia de reformas * Presidente de la CSJ habla de contrarreforma

Una nueva reforma constitucional que derogue las actuales enmiendas, suspendidas en su aplicación en virtud de la Ley Marco, es la única coincidencia que poseen las tres bancadas parlamentarias representadas en la Asamblea Nacional.
Las actuales enmiendas constitucionales restaron facultades al Poder Ejecutivo y fueron recurridas de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ), pero los magistrados de la Sala Constitucional no emitirán una resolución porque no poseen los votos suficientes, declaró su presidente Manuel Martínez.
“Nosotros nos pronunciamos de manera indirecta porque en una sentencia número 52, donde doña Rosa Marina Zelaya (ex presidenta del Poder Electoral) recurrió contra las reformas constitucionales de 1999 y se le rechazó porque las reformas fueron constitucionales, a todos los políticos que han preguntado, tienen que buscar cómo hacer una contrarreforma para negarle la vigencia a las actuales. Porque hay un axioma en Derecho de que las cosas se deshacen a como se hacen”, explicó Martínez.
Núñez abierto a abanico
Mientras tanto, el presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, manifestó la disposición de la bancada sandinista para analizar las iniciativas legislativas de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), que propone la ampliación de la vigencia de la Ley Marco, cuyo período expira este 20 de enero, así como una nueva modificación a la Constitución.
“Estamos anuentes a la discusión referente a la prórroga o no del plazo que plantea ALN, sobre la Ley Marco, y estamos claros que es importante tener la posibilidad de hacer unas reformas constitucionales más amplias y profundas; hay que discutir el contenido, ese es un asunto que se presta mucho a especulación y queremos básicamente sentarnos a discutir, ver qué se puede consensuar, y no sólo con ALN, sino con todas las bancadas”, declaró Núñez.
No reelección: ¿la piedra en el zapato?
El presidente de ALN, Eduardo Montealegre, explicó que el proyecto de enmiendas constitucionales contempla la no reelección presidencial absoluta, la elección uninominal de los diputados y la reducción del número de legisladores.
El líder del PLC, Arnoldo Alemán, y el ex jefe de la bancada liberal, Enrique Quiñónez, aceptó la propuesta de Montealegre, a fin de que se promueva una contrarreforma constitucional para evitar más parches a la Constitución.
Alemán y Quiñónez emplazaron a Montealegre a renunciar a su curul, a fin de que sea consecuente con su discurso.
“El licenciado Montealegre tiene la oportunidad ante la opinión nacional de que haga realidad lo que dice que quiere hacer, reformas para un futuro; mejor que desde hoy presente su renuncia a esa diputación”, remarcó Alemán, tras indicar que su reto alcanza también al ex presidente Enrique Bolaños.
Desafío a Alemán
“Si Arnoldo Alemán los tiene bien puestos, que critique a Daniel Ortega (presidente de Nicaragua) y deje de atacar y hacerse el valiente con los liberales”, reaccionó desafiante el diputado de ALN ante el Parlacen, Eliseo Núñez.
Según Núñez, Alemán le tiene miedo al presidente Ortega porque en los últimos meses se ha dedicado a atacar solamente a los liberales y no ha escuchado de él una sola palabra contra el dirigente del FSLN.
Quiñónez advirtió a Montealegre que la reducción del número diputados solamente afectará a los partidos pequeños, porque no podrán optar a ningún escaño, considerando que se elevaría el cociente electoral.
“Aquí hemos dicho que en una reducción lo que va a crecer es el cociente electoral, y los partidos chiquitos jamás van a aspirar a tener un cargo de diputado en la Asamblea Nacional. Eso les convendría, porque, por ejemplo, para elegir a un diputado departamental se necesitan 30 mil votos, y con la reducción de diputados se necesitarían entre 50 ó 60 mil votos”, razonó.