Política

Desconcertante reforma al Estado

* Iniciativa enviada de urgencia por Ortega denota suprema concentración de poder en la Presidencia * Reformas constitucionales pendientes de entrar en vigencia consignan lo contrario

Edgard Barberena

Cinco días después de haber asumido la Presidencia y a cuatro de que entren en vigencia las reformas constitucionales congeladas en la Ley Marco, el presidente Daniel Ortega envió una extensa iniciativa de ley para reformar la organización del Estado que contradice algunos aspectos de dichas reformas, por lo que desconcierta el rumbo inmediato que tomará el Ejecutivo al regreso de Ortega de Quito.
El espíritu de esta iniciativa tiene un alto grado de concentración de poder desde la Presidencia de la República a partir de la creación de secretarías en número infinito, y el sorpresivo incremento de los entes descentralizados que no encajarían con la famosa Sisep, que aglutinaría los servicios públicos y que es parte de las reformas constituciones frenadas por la Ley Marco
Las reformas enviadas con carácter de urgencia por Ortega al Parlamento buscan reformar la Ley 290, Ley de Organización, Competencias y Procedimientos del Ejecutivo, y en ella se trastocan particularmente al Ejército y la Policía.
La iniciativa será consultada mañana con la Policía y el Ejército para conocer sus posiciones sobre las modificaciones, dijo el titular del Legislativo, René Núñez.
Ortega explica en la iniciativa que la reforma responde a la necesidad del fortalecimiento de la administración del Estado en función del interés público, preservando la institucionalidad a través del principio de la legalidad.
Policía y Ejército
Con respecto a la Policía y el Ejército, Ortega propone “establecer un vínculo más directo con los jefes de la Policía y del Ejército”, dijo el primer secretario del Legislativo, Wilfredo Navarro, al dar a conocer la iniciativa presidencial.
Entre los cambios que propone la iniciativa gubernamental está que el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio abarque al instituto Nicaragüense de Apoyo a la Pequeña y Mediana Empresa y al Turismo.
Del Ministerio Agropecuario y Forestal dependerá el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria y el Instituto Nacional Forestal, y el Ministerio del Trabajo dependerá el Instituto Nacional Tecnológico.
Al Ministerio de Gobernación Ortega le atribuye funciones que antes atendía el desaparecido Ministerio del Interior, y que eran atender las direcciones de Migración y Extranjería, Bomberos y el Sistema Penitenciario. La diferencia es que ahora la Policía y su Instituto de Seguridad Social pasan a depender directamente de la Presidencia.
El Ministerio de Defensa tiene como funciones participar en la elaboración de las políticas y estrategias para la defensa de la soberanía, la independencia y la integridad territorial, apoyar al Presidente de la República en la procuración de condiciones, recursos y mecanismos para que el Ejército cumpla con las misiones asignadas por mandato constitucional y las establecidas en las demás leyes.
Coadyuvar con el Presidente de la República en Consejo de Ministros a fin de disponer la intervención del Ejército en apoyo a la Policía, cuando así lo haya dispuesto el Presidente de la República.
La DID se queda en el Ejército
Con respecto al aparato de inteligencia, la Dirección de Información para la Defensa, DID, Ortega propone que ese organismo “queda subordinado al Ejército en calidad de órgano común a todas las fuerzas que componen este cuerpo armado, con las funciones y atribuciones establecidas en el artículo 26 de la Ley No. 181.
Con respecto a los cambios en el Ministerio de Educación, Ortega propone modificar el artículo 23 de la Ley No. 290, en que le define diez funciones referidas al campo educativo, igual cosa hace con las funciones de los ministerios de la Familia, Adolescencia y Niñez y el de Energía y Minas.
Los absorbidos
Ortega también propone transferir al Ministerio Agropecuario y Forestal las facultades, competencias y recursos otorgados a la Administración Forestal Estatal (Adforest) del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio.
Además, crea el Instituto Nicaragüense de la Juventud y el Instituto Nicaragüense de Deportes como entes autónomos descentralizados bajo la rectoría sectorial de la Presidencia de la República. También la Ley creará el Instituto Nacional de Información de Desarrollo, el Instituto Nicaragüense de la Pesca, Inpesca; el Instituto Nicaragüense de Cultura y el Instituto Nicaragüense de la Mujer. También la Presidencia dirigirá la Ley Financiera Nicaragüense de Inversiones S.A. (FNI).
El Ejecutivo adscribe al Ministerio de Energía y Minas la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica S.A., Entresa, la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL) y la Empresa Nicaragüense de Petróleos, Petronic.
Consejo de Policía y de Seguridad Social
La misma iniciativa contiene otras reformas que afectarán la Ley No. 228 de la Policía Nacional, en que se definen atribuciones y deberes del Director General de ese cuerpo de uniformados, y le reafirma que “la Policía Nacional está sometida a la autoridad civil, la que será ejercida por el Presidente de la República”.
La reforma también establecerá un Consejo Directivo que estará formado por el Director General del cuerpo policial, el Subdirector del Área de Gestión de la Policía, el jefe de Personal, el jefe de Asesoría Legal; el Director General del Sistema Penitenciario, el Director General de Bomberos, el Director General de Migración y Extranjería, un representante del Director Ejecutivo del INSS y un representante de los pensionados de la Policía Nacional. La Ley establece que el Director General de la Policía será el Presidente de este Consejo.

Ministerios y entes
Ministerios de Relaciones Exteriores, Educación, Salud, Ministerio Agropecuario y Forestal, de Fomento, Industria y Comercio, Transporte e Infraestructura, Hacienda y Crédito Público, Ambiente y de los Recursos Naturales, Familia, Adolescencia y Niñez, Energía y Minas, Trabajo, Gobernación y Defensa.
Los entes descentralizados, Banco Central, Procuraduría General de la República, Fondo de Inversión Social de Emergencia, Financiera Nicaragüense de Inversiones.
Institutos de Estudios Territoriales, Energía, Acueductos y Alcantarillados, Telecomunicaciones y Correos, Seguridad Social, Seguros y Reaseguros, Vivienda Urbana y Rural, Información y Desarrollo, Cultura, Pesca, y el Instituto de la Mujer.